Turismo: se encienden las alarmas

En términos futboleros, “nos están metiendo goles y no hay portero”

Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México
Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México

Me despierta Norman desde Lima: ¿Hermano, que está pasando en la ciudad? veo el reloj y apenas son las 5:12 de la mañana, sólo atino a decir que pasó y enseguida me lee lo que aparece en El Comercio: resumo; que dispararon en contra de ocho personas, una de ellas menor de edad en la Ciudad de México. ¿Volvieron los días violentos?, pregunta mi amigo. Yo sólo callo.

La nota roja que aparece en El Comercio, el periódico más importante y antiguo de Peru, tiene varias aristas: A; Que la percepción de inseguridad en la ciudad ya traspasó la frontera de la realidad. B; Como ya nos habíamos acostumbrado a una ciudad en calma, la reciente serie de hechos violentos —aunque aislados, llaman más la atención de los medios internacionales—. C; Tomando en cuenta que el año pasado llegaron a nuestro país 231 mil 232 visitantes peruanos —esto representa un incremento de 22.4 por ciento contra el año anterior—. El Comercio, preocupado por sus lectores y probables viajeros a la CDMX, quiere advertir sobre el posible riesgo. D; al no existir un órgano que comunique y aclare en directo cualquier noticia del país, además que pueda hacer relaciones públicas para evitar que se magnifiquen los hechos negativos y se acompañe de una agencia de cabildeo y así contener la percepción de inseguridad —en otro tiempo se hacía a través del área de Relaciones Públicas del CPTM— lo que significa que en términos futboleros, nos están metiendo goles y no hay portero.

Pasando a otra mala señal; resulta que en Quintana Roo los empleados de la industria turística tendrán vacaciones forzadas. Me envían la nota de Stephani Blanco que escribe para el Novedades de Quintana Roo; al menos 39 mil 638 trabajadores del estado tendrán descansos solidarios y vacaciones programadas para esta temporada baja, lo que representa 30 por ciento de los asalariados, situación que durará dos meses.

Aunque la medida que se toma ante la baja de visitantes a los destinos quintanarroenses, no es nueva, ni catastrófica, si inquieta que en el estado del país más poderoso turísticamente hablando, se lleven a cabo este tipo de acciones. Si así les va en Cancún o Playa del Carmen, imagínate un destino como Tlaxcala o Colima, comenta el hotelero que me envió el texto. La nota es dolorosa para los trabajadores de este destino, pero también manda mensajes al mundo de que no están llegando turistas a nuestro país.

En todo el orbe hay temporadas bajas y se adoptan medidas como las que tendrá que acoger el estado que gobierna Carlos Joaquín, sin embargo, también existen recetas para ir alargando las temporadas altas y evitar los bajones en las estadísticas. Lo hace muy bien Las Vegas o París, dos destinos que no padecen disminución de visitantes en algún momento del año, sin importar los avatares del clima o las vacaciones establecidas en el calendario a nivel mundial.

POR EDGAR MORALES
[email protected]
@ELCASTOROFICIAL


lctl

¿Te gustó este contenido?