Turismo: Next Steps

Uno de cada cuatro vuelos internacionales que despegan de EU tienen como destino la República Mexicana. Más americanos visitan México que los que visitan los próximos cuatro destinos– juntos

Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México
Agustín Barrios Gómez / El norteamericanista / Heraldo de México

México es un país muy curioso. Tiene destinos espectaculares, gente hospitalaria, cultura increíble, servicio inigualable, cocina de clase mundial, y territorio espléndido. Pero también tiene favelas, violencia, carencia de sofisticación, infraestructura relativamente pobre y una obsesión por cometer errores.

Eppur si muove. México es el 6º país de mayor afluencia turística en el mundo. En un reciente video viral de Aeroméxico (bien intencionado, pero mal informado) sale el lamento de que México no es el destino preferido de los estadounidenses, cuando lo es –y por mucho. Uno de cada cuatro vuelos internacionales que despegan de EU tienen como destino la República Mexicana. Más americanos visitan México que los que visitan los próximos cuatro destinos– juntos.

Pero, como parte del enorme y constante esfuerzo nacional para mantener a nuestro país subdesarrollado, constantemente nos saboteamos. Primero, hemos sido incapaces de gobernar nuestro territorio, lo cual ha arrojado niveles de violencia inaceptables. Segundo, la reciente cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México tiene la distinción de ser la acción singular de mayor impacto negativo al turismo en la historia. Tercero, el Consejo de Promoción Turística (CPTM), que nunca fue excepcional, por lo menos hacía una mínima labor para mantener la presencia mexicana en los foros internacionales. Para efectos prácticos, ya no existe, aunque el impuesto se sigue cobrando a viajeros.

¿Qué hacer? Lo primero es arreglar el problema de la inseguridad en los destinos turísticos. Si los gobiernos locales no pueden, que se junten con las empresas y el federal, pero simplemente no hay excusa. Segundo, que las organizaciones como la Concanaco-Servytur y el CNET se activen para identificar y llenar los huecos estratégicos que deja la desaparición del CPTM. Jamás el CPTM dio los resultados propios de casi $5 mil millones de pesos de presupuesto –se puede hacer más con la tercera parte. Cuando el CNET cabildeó para destruir la posibilidad de que hubiera juego legal y ordenado en México, lo hizo con empeño, recursos, e inteligencia. Es hora de que muestre esa misma fuerza ahora para beneficio de la industria.

También deberíamos retirar las restricciones para americanos de ingresar sus automóviles a México. La mayor parte del turismo en EU sucede con el coche, por lo que el eterno debate sobre autos chocolate es estéril. Controla tus carreteras y no habrá problema de que los coches se queden más de tres meses.

En resumen, lo que se necesita es que los empresarios actúen como empresarios, con análisis de costo beneficio y participación en temas de seguridad pública y promoción, y que el gobierno gobierne. Dados los constantes errores, es un milagro que México no esté en el lugar #13-15 que antes ocupaba en los rankings turísticos. Pero ni el milagro durará, ni alcanza para dar el brinco a los primeros lugares. Los impuestos reales en México siguen siendo relativamente bajos; es hora de dejar de lamentarse y canalizar más dinero privado a esfuerzos de beneficio privado, que coinciden con el interés público. Y, claro, es tiempo que el gobierno gobierne.

 

@AgustinBarriosG

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas