Turismo global y diversidad cultural

Un tema importante es la pérdida de la identidad cultural, debido a la globalización, ya que hay un intercambio cultural grande

Ignacio Cabrera, Consultor en Desarrollo Urbano y Vivienda
Ignacio Cabrera, Consultor en Desarrollo Urbano y Vivienda / Columnista El Heraldo

En su ensayo sobre el turismo ante la globalización, María M. Tirado nos habla sobre el turismo, un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de las personas a lugares fuera de su sitio de residencia habitual, por motivos personales o de negocios/profesionales.

Es uno de los sectores económicos más importantes y dinámicos en el mundo; mientras que la definición de globalización es un proceso histórico de integración en los ámbitos político, económico, social, cultural y tecnológico, que ha convertido al mundo en un lugar cada vez más interconectado.

Podemos decir que la globalización en el turismo es el alcance que puede tener en todos los aspectos mencionados anteriormente, logrando así una integración mundial, más allá de fronteras, aranceles, diferencias religiosas, ideologías políticas, culturales, etcétera.

La globalización, entonces, se caracteriza por una mayor interrelación entre los países, facilitando el flujo de personas, mercancías y servicios, en el que elementos como la tecnología son pieza clave para sobrevivir a la competencia entre las naciones y empresas.

El turismo resulta importante para las economías como un efecto globalizador. Es importante mencionar que el Fondo Monetario Internacional señala que la globalización se refiere a la creciente dependencia económica mutua entre los países ocasionada por el creciente volumen y variedad de transacciones de bienes y servicios. De gran importancia, es referir que entre las instituciones que se dedicaron a convertir el turismo en una industria mundial se encuentra el Banco Mundial y agencias a la Organización de las Naciones Unidas, como la Organización Mundial del Turismo. Un tema importante es la pérdida de la identidad cultural, debido a la globalización, ya que hay un intercambio cultural grande.

Se ha ido dando porque ya no se tiene mucha consideración a lo nacional, y se empieza a considerar lo extranjero; esto se debe a que la globalización, por medio del turismo, nos ha permitido conocer un mundo más allá de lo que estamos acostumbrados, generando ideas diferentes, y sin darnos cuenta adoptamos costumbres externas. En su obra Ecoturismo y Pueblos Indígenas, Diana Luque nos recuerda que México es un país pluricultural y megadiverso. Desde 1992, México se reconoció, en su Constitución Política, como una nación pluricultural.

Esta se funda en sus pueblos originarios, es decir, en los 62 pueblos indígenas que aún se identifican como comunidades, con su propia organización política, territorio, historia, lengua, usos y costumbres. Muchos países y organizaciones internacionales como la ONU y la OEA consideran que la diversidad cultural es parte del patrimonio común de la humanidad, por lo que han desarrollados variedad de políticas para su protección.

A pesar de la globalización, la riqueza en diversidad biológica y cultural de México es una cualidad única en el mundo que debemos conocer y proteger, como fundamento de la grandeza de nuestra nación. Más allá del folclor, la diversidad cultural significa un acervo de múltiples opciones de proyectos civilizatorios que conllevan formas armoniosas de relacionarnos con la Tierra.

POR IGNACIO CABRERA FERNÁNDEZ

DIRECTOR GENERAL DEL PROGRAMA DE DIPLOMACIA TURÍSTICA

edp

¿Te gustó este contenido?