¿Tú le crees a Alejandra?

El PRD se hunde cada vez más, mientras sigue imparable el éxodo de sus miembros que corren a refugiarse con López Obrador

¿Ustedes le creen a Alejandra Barrales cuando afirma que el PRD está más fuerte que nunca y que sigue vivito y coleando? Preguntan los perplejos. ¡Nosotros tampoco! Exclaman los integrantes de las hordas, bandas, tribus, pandillas, mafias que pululan en ese partido.

Si fuera cierto lo que dice la señito, no estaríamos buscando refugio con otros organismos políticos, entre ellos MORENA, y hasta el PRI, podrían decir el senador Barbosa y los Chuchos.

El hambre es cabrona, y el hambre política más cabrona, parece ser el lema de aquellos que están cambiando de bando ante la agonía del PRD. ¿Y entonces por qué el entusiasmo de la señora? Preguntan los bisoños. Pues porque ella sabe que la única manera de sobrevivir al naufragio de su partido, es vender ilusiones. Y mientras siga engañando con la verdad a los perredistas, tendrá su futuro asegurado, apuntan los observadores políticos objetivos e imparciales.

¿O sea que la seño Ale es doble cara? Cuestionan los bisoños. Pues califíquenla como quieran. Lo que nadie puede negar, es que la señora Barrales insiste en hacerle creer a los perredistas que tienen futuro político mediante las alianzas pervertidas, casi gays — como diría Oscar Levin Coppel–, con el PAN, pero para el 2018.

Ayer, por cierto, vimos a que la seño Ale se reunía, en lo oscurito, con algunos personajes impresentables de su partido, como Silvano Aureoles y su banda. Antes de dicha reunión compartía besos y arrumacos con Manlio Fabio Beltrones y el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, quienes le decían suerte presidenta, tú sigue dándole atole con el dedo. ¿De qué se trata, pues?

Bueno, tal vez Alejandra ya se convenció que el PRD, convertido desde hace años en una impresentable pandilla de políticos desprestigiados, se hunde cada vez más, mientras sigue imparable el éxodo de sus militantes más emblemáticos (es un decir), que corren a refugiarse con Andrés Manuel López Obrador, quien les ha prometido vida después de la vida en MORENA, y está haciendo su doble juego.

Agenda previa

Ante el penoso asunto de los resultados de la licitación de 257 frecuencias de radio y en particular de lo ocurrido en el caso de la empresa Tecnoradio, el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) sugiere que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), tome en cuenta, en futuras licitaciones de bandas de frecuencias, lo siguiente: Identificar la información que debe ser verificada de manera activa, entre la que se encuentra, los vínculos familiares, comerciales, organizativos, económicos y jurídicos entre los competidores, a fin de evitar el uso de prestanombres, simulaciones u otro tipo de actos que les permita obtener beneficios indebidos, entre otras cositas.

Columna anterior: Josefina no tiene remedio

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano