Trump y ¿la política exterior?

Las relaciones exteriores de Trump parecen haber buscado acercamientos con países descritos como "frecuentemente enfrentados" con EU

Netlog

El presidente Donald Trump ha buscado provocar muchos cambios en la política estadounidense y tal vez donde más éxito ha tenido es en el área de política exterior.
Mientras algunas de sus principales medidas domésticas enfrentan problemas y son obstaculizadas por grupos de interés, algunas de sus más notables acciones de política exterior han tenido un impacto mas allá de lo que (tal vez) esperaba.
Rusia, Arabia Saudita, China, Turquía, Filipinas e Israel parecen estar en el lado bueno de la administración… casi toda Europa occidental, Canadá, Qatar, Irán, Cuba, Australia y Ucrania parecen estar fuera de gracia, señaló la publicación política The Hill.
No es la única aunque sí la más reciente en destacar los problemas creados por la tendencia de Trump a criticar a quienes cree se han aprovechado de Estados Unidos sin saber que tal vez fue el propio EU que estableció las obligaciones.
Muchos ven la plataforma de Estados Unidos primero de Trump como un retiro del papel de liderazgo estadounidense en el mundo y un rechazo a las alianzas tradicionales, escribió la prestigiosa revista Foreign Policy.
Más aún, agregó, la fría recepción de Trump a la canciller alemana Angela Merkel y su desdén a la OTAN han alarmado a los aliados europeos justo mientras la creciente agresión rusa en ciberespacio y Europa Oriental han hecho la coalición militar de la Guerra Fría mas relevante que nunca en las últimas décadas.
De acuerdo con el senador John McCain, uno de los republicanos mas críticos de Trump, es obvio que ha debilitado esas alianzas.
De acuerdo con un mensaje citado por The Hill Andrew Bishop, subdirector de Investigación en el Eurasia Group -de análisis geopolíticos y de riesgos- hay una reformulación global de como trabajan las relaciones internacionales.
Por lo pronto, sin embargo, Trump retiró a Estados Unidos del Acuerdo sobre Clima, que suscribe casi todo el mundo (excepto Siria, Nicaragua y ahora EU); inició una complicada relación con sus vecinos -de hecho, contra una tradición de 30 años, no ha habido entrevista personal con el presidente Enrique Peña Nieto, de México- y comenzó un diferendo comercial con Canada.
Al mismo tiempo, las relaciones exteriores de Trump parecen haber buscado acercamientos con países descritos como frecuentemente enfrentados con EU  respecto a temas como derechos humanos.
De hecho, parece estar en favor de las monarquías árabes más tradicionalistas, como Arabia Saudita, contra el emirato de Qatar, por el presunto financiamiento a grupos extremistas. Pero Fareed Zakariah, un internacionalista, recordó que uno y otro países siguen la conservadora doctrina Wahabita y que financian grupos considerados como extremistas.
Pero no son pocos los que en Washington creen que Trump ha puesto en peligro alianzas tradicionales de EU.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso