Trump: un presupuesto contra latinos

Trump ha ayudado a fomentar un clima antiinmigrante en un país donde muchos ignoran las contribuciones verdaderas de los inmigrantes

El presidente Donald Trump formalmente presentó esta semana un presupuesto de 4.1 millones de millones de dólares para el año fiscal 2017-18. Grupos que abogan por la comunidad latina se quejan de que beneficia a las corporaciones y gente adinerada pero usa a latinos y en especial inmigrantes como chivos expiatorios.

Por: Patricia Guadalupe

Entre los recortes contemplados, prohíbe que los inmigrantes no-ciudadanos que paguen impuestos se beneficien de créditos fiscales para familias de bajos recursos con niños–un crédito por cada menor de edad.

La propuesta, además, prohibiría que los inmigrantes puedan recibir otro crédito sobre impuestos que beneficia a personas de bajos recursos aunque tengan hijos o no.

Trump ha ayudado a fomentar un clima antiinmigrante en un país donde muchos ignoran las contribuciones verdaderas de los inmigrantes, no sólo en hacer labores que muchos estadounidenses evitan, pero también al pagar impuestos.

De hecho, se calcula que casi la mitad de los indocumentados contribuye al programa de Seguro Social, aunque no pueden beneficiarse del mismo a la hora de su jubilación. El presidente propone también una reducción de 610 mil millones en recortes a Medicaid, el programa de apoyo al cuidado de salud para millones de personas de bajos recursos, y eliminar fondos para un programa de intercambio internacional para estudiantes, cupones de alimentos, guarderías, las artes y programas culturales, entre otros.

El presupuesto de Trump es inmoral. El presupuesto de Trump castiga a las familias latinas de bajos recursos alrededor del país que dependen de programas como el programa de fondos para desarrollo comunitario, programas de vivienda asequible, y asistencia para alquilar viviendas, dice Cristóbal Álex, presidente del Fondo Latino de Victoria (LVF), un grupo que aboga por la comunidad hispana.

El único aumento sería en gastos militares, unos 54,000 millones de dólares, que casualmente es la misma cantidad que propone eliminar de programas no relacionados a la rama militar. Incluye fondos para aumentar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza, y unos 2,600 millones de dólares para planear, diseñar, y construir un muro físico a lo largo de la frontera sur.

El primer mandatario insiste en cumplir con una de sus promesas de campaña al seguir con planes para el muro en la frontera con México. Se aferra a hacerlo con lo que dice serían los ahorros que vendrían de los recortes que propone. El Congreso tendría la determinación final para este y otras propuestas en el plan fiscal de la Casa Blanca, y ya hay legisladores –incluso del propio partido de Trump –que insisten que el muro no está en la lista de sus mayores prioridades.

Se calcula que casi la mitad de los indocumentados contribuye al programa de Seguro Social, aunque no pueden beneficiarse de él a la hora de su jubilación.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano