Tres dobletes

Mercedes inició 2019 con contundencia y esa mentalidad de triunfo que caracteriza a la escudería alemana

Tres dobletes

Las tres primeras carreras de la temporada de Fórmula 1 han sido tres aplastantes dobletes para Mercedes, que ha conquistado un total de seis podios. Lewis Hamilton ha ganado dos veces, por una de Valtteri Bottas, y entre ambos pilotos han sumado 130 puntos para su equipo.

Por ahora, solamente dos terceros lugares pertenecen a Ferrari, por mediación de Sebastian Vettel y Charles Leclerc, respectivamente, mientras que el otro está en manos de Red Bull, gracias a la perseverancia de Max Verstappen.

Cabe mencionar que Ferrari estuvo a punto de ganar la carrera de Bahréin hace dos semanas por conducto de Leclerc, pero pensar en ello sólo representa un absurdo consuelo ante la frialdad de los números, que ahora mismo tienen a Mercedes posicionado en la cima.

Y aunque todavía es difícil pronosticar si el W10 de la escudería alemana es el mejor monoplaza de la parrilla, los resultados obtenidos hasta este momento lo equiparan al W07 con el que Nico Rosberg se convirtió en campeón del mundo en 2016 antes de tomar la decisión de retirarse de la máxima categoría.

Aquel coche era una impresionante aplanadora ya que ganó 19 carreras de un total de 21, y sumó la abultada cantidad de 765 puntos para el campeonato de constructores. En esa temporada Lewis Hamilton tardó en reaccionar después de las vacaciones de verano, y no fue capaz de atrapar a su compañero en la parte final de la temporada, no obstante que cosechó cuatro victorias consecutivas.

Una vez visto lo que ha hecho Mercedes en esta parte inicial del año, a Ferrari le urge elevar su rendimiento de inmediato, pues al margen de la interesante actitud que ha adoptado Leclerc, que pretende vencer a Vettel, el equipo necesita concentrarse en ganar su primera carrera para infundir confianza a todo el grupo.

Porque de otra manera será muy difícil remontar la cuesta arriba que Mercedes ha trazado desde la carrera de Australia, donde Valtteri Bottas sacó las garras y dejó entrever que tiene serias aspiraciones de ser campeón del mundo.

Desde luego que a Mercedes le favorece más que Hamilton gane su sexto título, pues con ello acortaría la distancia con Michael Schumacher, cuyos logros mantienen su nombre inscrito en ese pedestal construido de siete coronas.

Pero Ferrari no puede dejarse apabullar de esa manera por Mercedes, ni cifrar sus esperanzas en el cambio de normativa que entrará en vigor una vez que concluya el llamado Pacto de la concordia, con el que Liberty Media pretende generar una mayor competencia entre los equipos.

Pero Ferrari no debe esperar hasta entonces, sobre todo después de haber tenido la clara oportunidad de vencer a Mercedes en 2018 con el SF71H, que siempre dio la impresión de ser el mejor coche del año anterior.

@JDELABRA68

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónWilbert Torre / Serendipia / Heraldo de México

En seguridad, tarde y atrás