Trata de personas en el régimen castrista

El modelo de misiones médicas que envía a distintos países el gobierno de Raúl Castro representa ingresos por millones de dólares mensuales a la Isla

Explotación laboral consentida y promovida por gobiernos latinoamericanos, sobre todo los del eje bolivariano, se placea cínicamente ante nuestros ojos sin que alguien siquiera chiste o reclame por los abusos cometidos por el castrista gobierno cubano, al que pocos osan tocar con el pétalo de una crítica.

 

El modelo de misiones médicas que envía a distintos países el gobierno de Raúl Castro representa ingresos por millones de dólares mensuales a la Isla, al grado de que los médicos se han convertido, de acuerdo con The New York Times, en la exportación que más reditúa a ese régimen.

 

Es, a todas luces una abierta trata de personas con fines de explotación laboral, solapada incluso por combativas organizaciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que nada hacen para frenarla. Sólo en el caso de Brasil, por ejemplo, Cuba cobra a ese país 3 mil 620 dólares mensuales por cada médico que ha enviado por periodos de hasta tres años.

 

Hasta el momento unos 18 mil de esos profesionistas cubanos (8 mil 600 activos en la nación carioca) han sido enviados al país sudamericano, pero su gobierno se queda con dos mil 712 dólares y sólo les da 908 dólares. En términos muy mexicanos, les padrotea tres cuartas partes de lo que se paga por su trabajo

 

Comparado con los 30 dólares que percibían en la isla, esos recursos parecían una millonada a los médicos, hasta que el año pasado una de ellas, Anis Deli Grana de Carvalho, decidió demandar, asesorada por un cura que le hizo ver la explotación a la que estaba siendo sometida.

 

Ahora son ya unos 150 médicos cubanos los que han interpuesto demandas en Brasil, con lo que ha iniciado la rebelión contra la explotación de su gobierno comunista. Sin embargo, en la mayoría de los casos los tribunales brasileños fallan en contra de las víctimas. En los casos que los jueces dan la razón a los afectados, el propio gobierno brasileño apela los fallos.

 

Porque con esta explotación Cuba se promueve a los ojos del mundo como una potencia médica.

 

TAMBIÉN EN MÉXICO

 

De hecho, una brigada integrada por 40 de esos médicos, encabezada por el doctor Rolando Piloto, arribó a México a finales de septiembre para atender a heridos de los sismos del 7S y 19S en Oaxaca.

 

Se trata del Contingente Internacional de Médicos Especializados en el Enfrentamiento de Desastres y Graves Epidemias ‘Henry Reeve’, compuesto por médicos generales, enfermeros, psicólogos, anestesistas, terapeutas físicos y técnicos de laboratorios, que llegaron con un hospital ambulante con más de 10 toneladas de equipos médicos, medicamentos e insumos.

 

Esa brigada ha prestado servicios 27 veces en 19 países y su líder, Rolando Piloto, también encabezó en 2007 al grupo que llegó a Tabasco para atender a los damnificados de las inundaciones más letales en 50 años causada por las intensas lluvias.

 

Nada mal haría el gobierno mexicano en informar si pagaron o no por ello.

 

Columna anterior: Anaya, contra la pared

¿Te gustó este contenido?