Torruco; arropado por el cuerpo diplomático

Ahora viene el gran trabajo para echar a andar esa red de promoción turística con agentes de lujo

Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México
Edgar Morales / Suite presidencial / Heraldo de México

Se levantó el canciller Marcelo Ebrard para agradecerle y decirle al oído: te felicito, fuiste el más aplaudido, Miguel Torruco no cabía de gusto, emocionado apenas balbuceó: gracia… gracias. Fue en la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules, después de que el secretario de turismo expuso ante el cuerpo diplomático. Cinco veces fue interrumpido Torruco, pero de esas intermisiones que cualquier orador agradece, con aplausos del respetable. El más satisfecho era el subsecretario Humberto Hernández Haddad —se notaba su asesoría en el trato y argumentos para convencer— a la diestra del canciller, respondiendo sus dudas. Los representantes de México en el extranjero, mostraron de qué están hechos; correctos, atentos, propositivos. Algunos apuntaban las cifras que el secretario Torruco citaba y que se proyectaban al mismo tiempo en la pantalla: El sector representa para México 8.8% del PIB nacional o esa de: En 2017 el turismo creció más que la economía del país, 3.4 contra 2.3 por ciento.

Es la semana del lanzamiento de una nueva política exterior, ahí les comentaron sobre las tareas que se suman al trabajo cotidiano del cuerpo diplomático; ahora también atraerán inversión y promoverán el turismo. Lo extraordinario es que fueron receptivos, incluso participaron con propuestas y hasta se dejaron emocionar con el mensaje.

Como Melba Pría —embajadora de nuestro país en India— al tomar la palabra, sugirió aprovechar el éxito de la industria cinematográfica en el país que trabaja —Bollywood produce anualmente más de mil cintas, comparado con el medio millar de Hollywood— promocionando nuestras locaciones. El secretario Turruco la felicitó por la idea y aprovechó para invitar a Pría a trabajar más de cerca, porque actualmente la clase media india tiene 250 millones de ciudadanos —de una población de más de 1,300 millones de habitantes— deseosos por viajar. Unas horas antes, el canciller Ebrard había recomendado a sus colaboradores por el mundo: Relaciones bilaterales estrechas y productivas, y después del planteamiento de Torruco, surgían propuestas varias para poner en práctica. El secretario de Turismo también llevó una sugerencia que fue muy bien recibida; que el Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos —órgano desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores— incorpore materias de Turismo y Conocimiento de los Mercados Turísticos. Un gran día para Miguel Torruco, ahora viene el gran trabajo para echar a andar esa red de promoción turística con agentes de lujo.

ANTES DE ABORDAR

¡Se abre una oportunidad de negocio para el avión presidencial! A partir del 3 de enero entró en vigor el acuerdo sobre Servicios Aéreos con el Reino de Arabia Saudita y los Estados de Kuwait y Qatar. Excelente noticia para la conectividad… pero ahora ¿quien se anima? Me atrevo a expresar que ninguna aerolínea nacional volará esa ruta. Sólo Aeroméxico tiene aviones trasatlánticos, pero los 17 Dreamliner están ocupados entre Europa, Asia y Sudamérica. El único que ganaría en la ruta es…¡Emirates! A menos que se animen a rentar el avión que no tenía ni Obama.

[email protected]

@elcastoroficial

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo