Todos contra grupo “Atracomucho”

Gane o pierda el PRI en Edomex el 4 de junio, la corrupción va a seguir porque ésta no se acaba por decreto, como pretenden hacer creer todos los candidatos


Primero fue germancitoelhombrecito.com, ex dirigente del PAN para quienes lo hayan olvidado, quien sugirió a Josefina Vázquez Mota declinar a favor de Delfina Gómez si tres semanas antes de la elección ésta iba adelante en las encuestas. Ahora es Juan Zepeda, candidato del PRD, quien le pide a Andrés Manuel López Obrador, jefe, patrón y guía espiritual de Delfina, que decline por él, para juntos, dice, terminar con el grupo “Atracomucho” y acabar con el cáncer la corrupción que ha fomentado todos los males que hoy se padecen en esa entidad.

Ya nada más falta que Josefina les pida a los panistas que voten por el PRD.  Bueno, supuestamente eso iban a hacer Ricardo Anaya y Alejandra Barrales cuando convocaron, hace ocho días, a formar un frente amplio opositor (PAN-PRD) en el 2018, para “echar al PRI” de Los Pinos. Pero dicen los enterados que Vázquez Mota le pidió a Ricardito una oportunidad porque “iba a sacar un as que traía bajo la manga”. Y salió ayer con la siguiente declaración: La PGR me informó que no está investigando a mi familia por las acusaciones de lavado de dinero que se le habían hecho, por lo que mi honorabilidad quedó refrendada. ¡Ay, mi vida! Exclaman los perplejos.

Mientras PAN y PRD se deciden, el agonizante Partido del Trabajo, ante la amenaza de perder su registro, declinó en favor de Delfina, para que también juntos acaben con la corrupción, el saqueo y el cacicazgo del PRI en el Estado de México.

El PRI “ni los ve ni los oye” y sigue echando la casa por la ventana; reparte monederos electrónicos; promete que si gana habrá despensas, becas, vivienda, computadoras y el clásico “bienestar para la familia”.

La realidad es que gane o pierda el PRI el 4 de junio, la corrupción en el estado va a seguir porque ésta no se acaba por decreto, como pretenden hacer creer todos los candidatos, incluyendo los del tricolor. Y en cuanto al grupo “Atracomucho” que los partidos quieren combatir, éste seguirá existiendo por los siglos de los siglos porque se van pasando la estafeta.

¡Decepcionante espectáculo! Grita el respetable, que exige le regresen las entradas.  

 AGENDA PREVIA

La Profeco salió al quite el viernes pasado, luego de que en redes sociales se intensificaron los cuestionamientos a Megacable que mediante publicidad engañosa quiso “pasarse de lanza” al hacerles creer a clientes y suscriptores que transmitiría la final de futbol entre Chivas y Tigres de ayer domingo. La empresa de Enrique Yamuni lanzó una promoción en la que ofrecía 50 mil códigos de activación que permitirá a un igual número de suscriptores ver el encuentro. Pero al introducir las claves muchos se quedaron perplejos porque aparecía una leyenda que decía: “código inválido”, lo que calificaron de burla. Ojalá la Profeco meta en cintura a este tipo de “engañadores, perdón, operadores.

Columna anterior: La mala educación de Luis

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota