Terrorismo internacional y México

La naturaleza de las organizaciones de seguridad nacional se sustenta en el principio del uso y gestión del poder

El terrorismo internacional se encuentra en la agenda nacional de riesgos de México por la sencilla razón que es la principal amenaza para la seguridad nacional de EUA. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, México ha colaborado de manera estratégica con EUA en múltiples frentes.

La cooperación de autoridades de los dos países en materia de seguridad fronteriza cada vez es más intensa. Se realizan ejercicios conjuntos en caso de actos terroristas. Las instancias de salud de ambos países también tienen muy buenos canales de comunicación para atender riesgos sanitarios en caso de atentados biológicos. Por último, existen intercambios permanentes de información entre las instancias de defensa.

México por su parte ha actualizado en dos ocasiones su código penal y otras leyes en materia de terrorismo. Ha incrementado la seguridad de sus pasaportes y revisa con cuidado el otorgamiento de visas a nacionales de países con alertas terroristas. El Cisen, Sedena, Semar y Policía Federal se capacitan constantemente en las nuevas tendencias del terrorismo internacional. También el Cisen coordina de manera efectiva los esfuerzos interinstitucionales del Comité Especializado de Alto Nivel sobre Desarme, Terrorismo y Seguridad Internacional (CANDESTI).

El gobierno mexicano colabora de manera activa con otros países para que nuestro territorio no sea utilizado como plataforma de ingreso a EUA o como santuario de protección. En este último escenario, México colabora de manera activa con España desde 2001 para desarticular redes de operación de ETA.

Una estrategia efectiva también ha sido el despliegue de una política exterior que promueve la paz y la no intervención. Debemos destacar que México se opuso a la resolución que impulsaba Bush en el Consejo de Seguridad para autorizar el uso de la fuerza por la supuesta presencia de armas de destrucción masiva en 2003.

Asimismo, decidimos no aceptar la invitación para participar en la conferencia de Bruselas de 2014 para la creación de la gran coalición contra ISIS.

La amenaza del terrorismo se acerca de manera sigilosa a México. Es probable que sepamos de más casos de nacionales que fallecen en actos cometidos en el extranjero. Tal y como sucedió en París el 13 de noviembre de 2015 cuando fallecieron dos jóvenes mexicanas y otro resulto herido. También debemos recordar el terrible error que cometió la fuerza aérea egipcia cuando acribilló a un grupo de turistas mexicanos que se trasladaban por una zona en conflicto. También mexicanos han sido sorprendidos por grupos terroristas que atacan centros comerciales y centros turísticos en África, en el caso de Túnez y Kenia. México se ha preparado, pero la amenaza del terrorismo permanecerá.

[email protected]

Columna anterior: Respuesta a Ariel Ávila de Colombia

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano