Tanto #OscarSoWhite ¿Para qué?

Llega Proyecto Géminis, la nueva cinta de Will Smith que lo ubica como una de las personalidades que peores decisiones ha tomado en su carrera

Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México
Linet Puent / Permanencia voluntaria / Heraldo de México

Recuerdo perfecto cuando cubrí aquellas nominaciones del Oscar en 2016, cuando al día siguiente en la prensa internacional los titulares señalaban la falta de diversidad en la elección de los nominados a los premios de la Academia, sobre todo en las categorías de actuación. Fue todo un escándalo que ya había empezado a cobrar fuerza un año antes. Entonces los postulados fueron Eddie Redmayne por La Chica Danesa, Brian Cranston por Trumbo, Matt Damon por The Martian, Michael Fassbender por Steve Jobs y Leonardo DiCaprio quien por fin obtuvo el Oscar por El Renacido. El gran olvidado ese año, entre muchos otros que merecerían una nominación, fue Will Smith, quien sonaba fuerte para obtener un lugar en la categoría de mejor actor por su actuación en La Verdad Oculta, pero no la consiguió y su esposa Jada Pinkett, se enojó y habló fuerte en contra de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, lanzando fuertes acusaciones en contra del organismo al que tachó de racista e iniciando con ello un fuerte movimiento llamado #OscarSoWhite, el cual hasta la fecha se sigue mencionando.

Y vaya que Jada tenía razón. En efecto, se había dejado fuera de la nominación una de las mejores interpretaciones que nos ha dado Will Smith en su carrera filmográfica, además de Ali y En Busca de la Felicidad, que recordemos, ambas le dieron una nominación a los premios de la Academia.

Hasta ahí vamos bien con respecto a las injusticias que ha sufrido el famoso Príncipe del Rap. ¿Y las que hemos vivido sus seguidores qué? Yo siempre he dicho que una de las personalidades que mejores entrevistas me ha dado, uno de los más simpáticos y accesibles, es Will Smith, pero, así como le he aplaudido los aciertos, también debo señalar sus errores y vaya que de un tiempo para acá ha cometido varios, sobre todo en la elección de sus películas. Hoy sólo me voy a detener en hablar de Proyecto Géminis, un filme al cual le traía muchas ganas porque además es dirigido por don Ang Lee (ganador del Oscar por Life of Pi, Secreto en la Montaña y nominado por El Tigre y El Dragón). De verdad esperaba ver la siguiente película nominada al Oscar y no. Experimenté una de las peores decepciones cinematográficas en mucho tiempo con esta cinta que relata la historia de un asesino a sueldo quien en medio de su retiro profesional, se ve obligado a enfrentarse a su propio clon. Es decir, a la versión más joven de si mismo.

La película es muy básica con una temática que es todo menos novedosa, con unas muy buenas secuencias de acción, pero con muy grandes y graves errores de post producción. Si Ang Lee no hubiera estado involucrado, juraría que se quedaron sin presupuesto para el render de la cinta. Y entonces le pregunto a Jada, tanta queja del #OscarSoWhite ¿para qué?.

 

POR LINET PUENTE

[email protected]

@LINETPUENTE

abr

¿Te gustó este contenido?