T-MEC, antes de “Thanksgiving”

Prácticamente desde todos los rincones de EU, proviene, ya a diario, el reclamo para que sea aprobado el acuerdo

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Faltan alrededor de cinco semanas para el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Ese jueves es la fecha límite, de acuerdo con la Cámara de Comercio de ese país, para que el T-MEC sea aprobado. La semana pasada, el CEO de esta cámara Thomas J. Donohue escribió clamorosamente:

Después de las expresiones de apoyo bipartidistas registradas, llegó la hora de perseguir con toda fuerza el T-MEC. Por eso, a fin de que se alcance la meta en relación con este acuerdo histórico, la Cámara ha lanzado una agresiva campaña mercadológica en una docena de distritos urgiendo al Congreso a tomar acciones inmediatas.

Donohue enfatizó que hay 12 millones de empleos directamente dependientes de este acuerdo en el bloque trinacional y se manifestó totalmente a favor de impulsar el acuerdo, independientemente del caos político de Washington.

El viernes, en un movimiento casi desesperado, la diputada por Missouri Vicky Hartzler señaló que era una vergüenza que los demócratas estuvieran envueltos en tanta politiquería, en lugar de legislar en favor del pueblo. Previamente había señalado que el T-MEC representaría un enorme triunfo para la industria agrícola estadounidense y que crearía 176 mil empleos.

La ventana para la aprobación sigue abierta, pero no está libre de ventarrones. El líder obrero del poderoso sindicato AFL-CIO Richard Trumka aseguró que sería un error colosal aprobar el acuerdo antes del Día de Acción de Gracias. No obstante, las campañas masivas que se abrieron la semana pasada dan luces para el optimismo. La poderosa asociación de CEOs estadounidenses, Business Roundtable, dijo el viernes que el Congreso debería aprobar el acuerdo ya, a fin de impulsar a las pequeñas empresas, dado que es el primer acuerdo que incluye provisiones para el sector pyme.

Prácticamente desde todos los rincones de Estados Unidos proviene, ya a diario, el reclamo para que sea aprobado el acuerdo. El viernes, Doug Loon, presidente de la Cámara de Comercio de Minnesota, dijo que lo peor que puede pasar a la economía estadounidense es esta etapa de espera. Asimismo, Stephen Moore, de la Heritage Foundation, escribió que era urgente aprobar el acuerdo: si Nancy Pelosi no lleva pronto esta votación al pleno dañará a la economía y exhibirá la hipocresía de su partido en relación con los temas comerciales. Los estadounidenses le vigilarán cercanamente.

GAP EN JAMAICA

La operadora mexicana de aeropuertos Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) que preside Laura Díez Barroso Azcárraga arrancó la operación y control del Aeropuerto Internacional Norman Manley (KIN), en Kingston. Ahí deberá desplegar inversiones por Dlls. $ 60 millones de aquí al año 2022. La regalía pagadera al gobierno jamaiquino será de 62 por ciento sobre el total de los ingresos comerciales y aeronáuticos.

 

 

 

POR CARLOS MOTA

[email protected] 

WHATSAPP 56-1164-9060

eadp

¿Te gustó este contenido?