Sinónimo de grandeza

La derrama económica del GP México, y la proyección turística del país, son argumentos para su continuidad

Juan Antonio de Labra / Más F1 / Heraldo de México
Juan Antonio de Labra / Más F1 / Heraldo de México

El rotundo éxito del Gran Premio de México demostró una vez más que se trata de uno de los mejores del campeonato de Fórmula 1, y no sólo por la original fiesta que tiene montada Consorcio Interamericano de Entretenimiento (CIE), sino por la relevancia de un evento que contribuye a proyectar diversos valores culturales de nuestro país.

En sus dos recientes ediciones se ha coronado dos veces un campeón del mundo: Lewis Hamilton, un hecho infrecuente que ha dado una mayor visibilidad a la cita del Autódromo Hermanos Rodríguez, cuyo circuito contiene interesantes matices técnicos, ya que está dotado de rectas largas y veloces, así como de curvas lentas y vistosas, sobre todo esas que se adentran en el Foro Sol, convirtiéndolo en un escenario único reconocido por los profesionales y el público.

Hay que añadir la complejidad de una pista donde parece que Pirelli aún no encuentra un compuesto ideal de neumáticos, y quizá en esta ocasión debió incluir la goma amarilla entre sus opciones, ya que era más dura. Esta inesperada circunstancia le confirió más incertidumbre a la carrera, lo que favoreció la emoción del público, que hizo una entrada récord de más de 335 mil espectadores en tres días, con una cobertura mediática impresionante que rebasó cualquier expectativa.

El contrato de CIE todavía tiene un año más de vigencia, así que el Gran Premio de México de 2019 está garantizado. Sin embargo, desde hace algunos meses, luego del triunfo en las urnas de Andrés Manuel López Obrador, su continuidad se ha puesto en duda debido a la política de austeridad que promueve el Presidente electo de México.

De sobra se sabe que Liberty Media, la empresa dueña del negocio, apoyará decididamente la gestión de CIE en esta difícil encomienda, pues al calendario de 2020 de la máxima categoría no le conviene dejar de celebrar la carrera de México, que es, conjuntamente con la de Estados Unidos y la de Brasil, una de las tres que se disputan en territorio americano.

Hay que considerar que su exponencial desarrollo le ha valido ser declarada tres veces seguidas por la FIA, como la mejor organizada de cuantas se han realizado en los cinco continentes, un logro muy significativo que ratifica el correcto aprovechamiento de los recursos económicos aportados por el gobierno.

Por otra parte, es preciso que se haga una valoración detallada del inmenso retorno de inversión para México en cuestión de imagen, que a través de la televisión refleja sus valores culturales al mundo, y lo sitúa como un país con una amplia capacidad de trabajo.

Es evidente que el estira y afloja no será fácil si se considera la mentalidad del gobierno entrante. Pero sería una torpeza dejar de apoyar un evento que genera empleo y es sinónimo de grandeza.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo