Silencio del WSJ

Tras el desmentido de Grupo Salinas, respecto al caso Fertinal, el diario estadounidense no se ha pronunciado

Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

Ya pasaron cinco días y el diario estadounidense The Wall Street Journal guarda silencio.

El pasado 4 de septiembre, publicó un texto firmado por Robbie Whelan, donde asegura que Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas y de TV Azteca, habría obtenido beneficios cuando Pemex compró la planta de fertilizantes Fertinal.

El diario impreso afirmó que dos empresas europeas, supuestamente ligadas a Salinas Pliego, eran accionistas de Fertinal cuando fue vendida a Pemex por 635 millones de dólares.

De inmediato, Grupo Salinas emitió un contundente comunicado. El señor Robbie Whelan quiere transformar la verdad y ajustarla a sus expectativas. Su texto es un burdo trabajo de recopilación de información ya publicada y de elementos inconexos, disfrazados de periodismo, dice la carta enviada al Wall Street Journal por Tristán Canales, vicepresidente de Asuntos Públicos de Grupo Salinas.

Hay que decir que la única participación del Grupo Salinas fue un préstamo por 406 millones de dólares que otorgó a Fertinal, a través de Banco Azteca.

El comunicado de marras agrega que el proceso de compra-venta de Fertinal fue totalmente transparente y legal, auditada incluso por empresas de clase mundial.

Además, asegura que las afirmaciones de Whelan buscan afectar la buena relación de Ricardo Salinas Pliego con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Extraño resulta que el diario neoyorquino sigue guardando silencio a cinco días de ese desmentido.

Al mismo tiempo, Banco Azteca y Elektra –ambas de Grupo Salinas– se sumaron a un acuerdo con el gobierno federal para luchar contra la corrupción.

Junto con otras empresas, ajustarán sus operaciones para prevenir y sancionar la corrupción. Ya publicaron su compromiso con la conducta ética en los negocios y tolerancia cero al soborno y la corrupción, entre varias otras medidas.

•••

BON APPÉTIT: Los sabuesos de la Cuarta Transformación andan buscando pruebas contra personajes claves de la pasada administración. Algunos cercanos, cercanísimos, al expresidente Enrique Peña Nieto.

La Unidad de Inteligencia Financiera le sigue la huella a uno de ellos, quien habría participado en un sofisticado esquema de extorsiones entre 2014 y 2018 en la zona de Nuevo Vallarta y Riviera Nayarit.

Su cómplice habría sido –ni más ni menos– que Edgar Veytia, el exfiscal de Nayarit, actualmente preso en Estados Unidos, acusado de narcotráfico internacional.

A su colección de relojes, autos de lujo y obras de arte hay que agregar tres camadas de Mastín Tibetano, el perro más caro del mundo.

En 2015, un ejemplar de Mastín Tibetano fue comprado en 1.9 millones de dólares por un empresario inmobiliario chino.

POR ALEJANDRO CACHO

[email protected] 

@CACHOPERIODISTA

edp

¿Te gustó este contenido?