Si Kate del Castillo gana la Medalla Belisario Domínguez, entonces Jackie Bracamontes debe ganar el Nobel de Literatura

Enamorándonos se ha vuelto el excusado de Televisa

Si Kate del Castillo gana la Medalla Belisario Domínguez, entonces Jackie Bracamontes debe ganar el Nobel de Literatura

¿ES BROMA VERDAD? Espero que la nominación de Kate del Castillo a la Medalla Belisario Domínguez no sea en serio. Bastante deshonrado está el Senado de la República (que es quien entrega la medalla), ¡cómo para deshonrarlo todavía más!, entregándole tal insignia a una actriz cuyo único mérito (sarcasmo) ha sido endiosar las narcotelenovelas y reunirse en lo oscurito con un delincuente apodado ‘el Chapo’ (Joaquín Archivaldo Guzmán Loera). La Medalla Belisario Domínguez, tengo entendido, se le da a ciudadanos mexicanos que han hecho aportaciones ejemplares y loables para el país. Por eso debe ser una vacilada que se piense en Kate para tal condecoración. Y es que de no serlo, ¿qué seguiría? Entregarle el Premio Nobel de Literatura a Jacqueline Bracamontes por su libro La pasarela de mi vida. ¡Jajajajaja!

PREPARANDO LA FIESTA. Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas se encuentran organizando la fiesta de cumpleaños de sus hijos mellizos: León y Máxima. Los actores van y vienen por la ciudad eligiendo y comprando todo lo que se ocupará el feliz día que los bebés celebren dos años. Y al tiempo que Elizabeth y Jorge hacen tales labores también deciden si hacen o no la obra de teatro, de nombre Dos más dos, que les ofrecen y en la que igualmente actuarán Adal Ramones y Consuelo Duval.

ENAMORÁNDONOS SE ESTÁ VOLVIENDO EL EXCUSADO DE TELEVISA. Uno de mis gustos culposos es ver el programa Enamorándonos. Me entretiene mirar cómo los ñeritos Óscar y Jonathan Pepepepe seducen a sus amorosas llevándolas de cita a comer tacos de suaperro y guauguaucoa. Me orino de risa cuando las naquitas Damaris y la Bebeshita se dan aires de niñas bien y quieren hacernos creer que son viajadas, leídas y tienen mundo. Confieso que mis amorosas favoritas son Guadalupe (¿Qué le pasa a Lupita?) y Popotitos, pues ambas me inspiran ternura. Siento, tal vez me equivoco, que ellas a diferencia de las demás no están maleadas. Lo que no me gusta de Enamorándonos es que han estado metiendo la caca que Televisa echó a su excusado. La popular y exitosa emisión ahora ha metido de amorosos a Gomita, Lapizito y la Wanders Lover. ¡Fuchi! No había necesidad de recoger el estiércol que la televisora de San Ángel tiró al inodoro. Enamorándonos está tan posicionado que no tiene necesidad de echar mano de cartuchos ya quemados. Tanto me gusta Enamorándonos que si no trabajara en Televisa y hablara inglés iría de amoroso al programa a pedir una cita con Bo. ¡Awwww!

Gracias por leerme.

¿Te gustó este contenido?