Si el Presidente está preocupado, yo tiemblo

Dice el gobernador de Tamaulipas que Durazo sólo “administra” el problema de la seguridad y no hay estrategia definida

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Tiempos complicadísimos les aguardan a los gobernadores de la frontera norte. Si ya de por sí traían fuertes problemas de seguridad con los migrantes varados y los retornados, ahora, ante el arribo inminente de muchos más, están más que alarmados.

Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, lo sintetiza así:

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, está administrando el problema. Se ve que todavía no hay una estrategia definida en este gobierno al respecto;

-El presidente Andrés Manuel López Obrador está muy preocupado por la seguridad. Y si él está preocupado, yo, temblando….

El tamaulipeco sostiene –y así se lo hizo saber al propio jefe del Ejecutivo en una de las reuniones de la Conago- que urge hacer un plan de contingencia en estas tres vertientes: 1) Seguridad, 2) Salud y Seguridad Nacional, 3) Tema Humanitario.

Expuso y documentó a Durazo que muchos migrantes vienen ya puestos de acuerdo con grupos criminales y éstos se están fortaleciendo. Además, han encontrado –sin generalizar- que están reclutando a migrantes como sicarios.

El mandatario refirió también ante AMLO –a solicitud de sus propios compañeros gobernadores- algunos de los problemas de salud inusuales que estaban apareciendo en distintas partes del país (traídos por los migrantes) y ante los que no estamos preparados: brotes de cólera y tuberculosis en Tabasco; y de viruela en Veracruz; más un aumento alarmante de Sida en Baja California.

AMLO respondió que ya traía una estrategia para crear empleo en Centroamérica. O sea, nada que ver con la problemática inmediata expuesta.

García Cabeza de Vaca planteó ante los directivos y colaboradores de El Heraldo, que se hagan colonias especiales, áreas específicas para los migrantes en distintas entidades del país y no cargarle más a la frontera.

Tomar en cuenta que tenemos el tejido social deshecho. Que la desintegración familiar es real y nos ha dañado. En su tierra, citó, como ejemplo, que 50% de las llamadas son por violencia intrafamiliar.

O sea, es un problema de todos (no sólo del gobierno) y no queremos verlo.

Sugiere en ese sentido romper la cadena de incentivos que llevan a muchos jóvenes a la criminalidad (hacerse ricos pronto, comprar una casa a su familia): Ir sobre sus bienes. En cuanto a la negociación con Estados Unidos, el mandatario surgido de las filas del PAN urge a buscar aliados del otro lado de la frontera; que los tenemos, como los texanos.

***

GEMAS: Obsequio de Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados: No podemos ser el tercer país seguro. Eso significaría estar enjaulados. La migración es un derecho humano y son los congresos los que evitan convenios lesivos para sus países.

[email protected]

@MARTHAANAYA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo