Sí al combate frontal al robo de combustibles

Para la solución de problemas de coordinación de amenazas a la seguridad nacional, la clave es: liderazgo político

Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra  /  Heraldo de México
Gerardo Rodríguez / Cuarto de Guerra / Heraldo de México

En esta columna hemos dado cuenta de las razones por las cuales la corrupción y el robo de combustibles son un asunto de seguridad nacional: 1) agravio serio en contra de las finanzas públicas, 2) violencia y descomposición social que genera, 3) costo humano e institucional que significa su desarticulación, 4) porque requiere de la coordinación de la mayoría de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, 5) porque la delincuencia la utiliza como fuente alternativa de recursos para diversificar sus acciones y financiarse, 6) porque hay funcionarios federales y locales involucrados en este delito y, 7) porque hay servidores públicos del Ejército Mexicano, Policía Federal, Profeco y Pemex que han fallecido por este lucrativo negocio.

Ya sabemos que el problema es multicausal. El ex presidente Peña Nieto lanzó una estrategia fallida contra este problema en 2017. Sabemos que el Sindicato de Pemex y funcionarios de confianza están involucrados. Ex funcionarios públicos son señalados por posibles casos de corrupción como el ex secretario de Seguridad Pública de Puebla, Facundo Rosas, y el ex titular de seguridad de Pemex, el general en retiro Eduardo León Trauwitz. Reportajes periodísticos han dado cuenta, con el uso de drones, de la operación descarada de abastecimiento de pipas para su venta en gasolineras o para uso industrial en pueblos enteros.

Hace dos días el Gobierno de la República y el Presidente detallaron que en la propia refinería de Salamanca había una toma clandestina y fraudes en la compra de combustible. Por Dios, acaso esto no lo sabían los titulares de Pemex, el líder del Sindicato de Pemex, y funcionarios públicos locales. Me merece todo el respeto que el Presidente de la cara para sacar a la luz uno de los mayores escándalos de corrupción en el mundo. Me preocupa que no lo acompañen como voceros técnicos sus secretarios y miembros del gabinete. Por supuesto que ha habido errores en la estrategia de comunicación de gestión de crisis. No es menor que el Presidente llame a la solidaridad de los medios de comunicación, a las empresas de transporte y los consumidores de combustibles en el país. No es una cuestión menor, por supuesto que es una situación de emergencia y existen impactos negativos económicos en contra de las empresas y los ciudadanos.

En conclusión, para la solución de problemas complejos de coordinación de amenazas a la seguridad nacional la clave se llama: liderazgo político y eso lo ha demostrado el Presidente de la República. Eso no lo vimos en las anteriores administraciones frente a este problema. Hay complicidades por omisión en Pemex, Hacienda, PGR, Policía Federal, gobiernos estatales y el sector privado.

Este gobierno no tiene un cheque en blanco. La sociedad exige castigo y no impunidad. De lo contrario asumirá los costos de las externalidades negativas de haber tomado esta importante decisión contra la delincuencia organizada.

 

AGENDA ESTRATÉGICA. Recomiendo la película La Noche de 12 Años sobre el cautiverio del ex presidente uruguayo José Mujica, y miembros de los Tupamaros.

 

[email protected]

@gerodriguezsl

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo