SHCP visita comunidades del Istmo

El proyecto más relevante del gobierno será el desarrollo del sureste

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Una de las decisiones más inmediatas que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de Carlos Urzúa está llevando a cabo durante esta primavera es la cancelación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

La decisión implica priorizar toda la zona del Istmo, que será el proyecto focal de atención para el sureste, con incentivos fiscales, algo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya había determinado y que ahora se aclara con la proyección del corredor Coatzacoalcos–Salina Cruz (aunque la zona con incentivos podrá extenderse hasta Lázaro Cárdenas, en Michoacán).

De hecho, la Secretaría de Hacienda está desplegando un intenso programa de visitas a comunidades y municipios del Istmo estos días. Las semana pasada y antepasada personal de Hacienda se movilizó en seis de ellos, con una parada importante en Santa María Chimalapa. El sábado continuó con el municipio Santiago Laollaga. El propósito de estas visitas es dialogar intensamente con la población para comprender necesidades puntuales y configurar lo que será el proyecto de desarrollo de la zona.

Algunos personajes que participaron en la configuración original de las ZEEs durante la pasada administración revelaron que uno de los problemas que enfrentaron fue la división interna en Hacienda. Ciertos subsecretarios pensaban que se generaría una distorsión de incentivos fiscales; mientras otros lo veían con buenos ojos. La visión que prevaleció fue la de Luis Videgaray, quien pidió asesoría del académico de Harvard, Ricardo Hausmann, para el diseño original. No obstante, cuando se puso en marcha el proyecto, surgieron nuevas divisiones en Hacienda: de un lado estaban quienes creían que las ZEEs debían limitarse a dos, mientras otros pensaban que debían incluirse todos los municipios donde confluyeran pobreza y pobreza extrema. Y hubo un problema más: nunca se materializó un caso de éxito rotundo, esto facilitó que el gobierno de AMLO planteara su desaparición.

AMLO Y GASODUCTOS

En el marco del U.S.-Mexico CEO Dialogue, el Presidente se comprometió a respetar la santidad de los contratos; a honrarlos; y a que exista un verdadero estado de Derecho donde las inversiones encuentren certeza. Estas palabras fueron clave para generar confianza en Tom Donohue, presidente de la U. S. Chamber of Commerce, y en el sector energético que ha invertido en México tras la reforma. Y son un gran respiro luego de las amenazas de la CFE para revisar los contratos de los gasoductos que están inactivos por conflictos sociales y políticos. Fue un gran mensaje.

VACACIONES

Por vacaciones de Semana Santa esta columna volverá a aparecer en estas páginas el martes 23 de abril. ¡Se divierten!

 

Por CARLOS MOTA

[email protected]

WHATSAPP 56-1164-9060

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo