¿Ser o no ser? del G-20

El G-20 se creó en 1999 y reunía a ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales

Vanessa Rubio  / Heraldo de  México / Columna Editorial
Vanessa Rubio / Heraldo de México / Columna Editorial

El G-20 es un foro internacional (distinto a una organización internacional, en tanto no tiene un tratado fundacional que todos suscriben y ratifican, ni tampoco cuenta con un secretariado permanente) formado por las 19 economías sistémicamente más relevantes a nivel global, más un asiento para los organismos internacionales.

Lo constituyen el G-7 de las principales economías del mundo (EU, Canadá, Reino Unido, Japón, Alemania, Francia e Italia) y las economías regionales que tienen más peso: Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica y Turquía. España es el único país invitado permanente. La presidencia del foro rota de manera anual y el país en cuestión suele invitar a uno o dos países adicionales. El asiento de los organismos internacionales en la práctica lo ocupan la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la OCDE.

El G-20 se creó en 1999 y se reunía a nivel de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales. Fue hasta 2008 en Washington, DC, que se conformó como un foro también a nivel presidencial que en ese año, consideró relevante reunir a los jefes de gobierno de las economías más importantes del mundo para hablar de los mercados financieros y la economía global en un contexto de crisis.

He tenido la fortuna de asistir a más de una decena de reuniones del G-20 en representación de México, desde reuniones de viceministros; de ministros y gobernadores; así como a varias cumbres. Estuve en los equipos que organizaron las únicas dos presidencias anuales de México del G-20: las ministeriales de Michoacán y de Los Cabos -cuando todavía no había presidenciales- ambas en 2003 y en la Cumbre de Los Cabos, en 2012. El G-20 importa. Es un diálogo que se prepara y se estructura por la presidencia, los organismos internacionales y países líderes en temas específicos. Los temas son los verdaderamente relevantes en cada coyuntura para la estabilidad financiera y el crecimiento económico. Es un privilegio ser uno de los 19 países miembros (de 193 que componen el Sistema de Naciones Unidas) de este Grupo. No ha habido momento en la historia en que México no esté representado al nivel que corresponde en cada reunión de este foro, aportando elementos para el diagnóstico y mejoramiento de la economía, el empleo, el desarrollo, la infraestructura, los mercados de capital, el comercio regional e internacional, la salud y las epidemias globales, la migración, o cualquiera de los otros temas que se han abordado de manera anual en la agenda. Ojalá no se pierda de vista la relevancia que un foro como el G-20 representa porque hoy nuestro país no depende de sí mismo, depende de una red de sucesos, relaciones, actores, instituciones y regímenes, la mayoría de los cuales están vinculados a este foro internacional que representa 70% de la población del planeta y 85% del Producto Interno Bruto mundial.

VANESSA RUBIO

SENADORA DEL PRI

@VRUBIOMARQUEZ

¿Te gustó este contenido?