Senadora o Comandanta

Nestora Salgado es una férrea crítica del gobierno de Guerrero

Jorge Camacho / Diacrítico / Heraldo de México
Jorge Camacho / Diacrítico / Heraldo de México

Después de obtener la Presidencia de la República, la mayoría en las cámaras de Senadores y Diputados, en varios congresos locales, en ayuntamientos y en gran parte de las alcaldías en la CDMX, Morena va por el resto de los espacios. No de otra manera se observa la estrategia de colocar a ex candidatos a gobernadores perdedores como coordinadores estatales. Son los casos, por ejemplo, de Guerrero y Edomex. Se advierte también una desenfrenada actividad proselitista rumbo a elecciones por las gubernaturas que ya están desarrollando algunos actores políticos pro AMLO, como el senador Félix Salgado Macedonio, y la senadora comandanta de la policía comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado, ex presidiaria acusada de secuestro y tortura.

La senadora Nestora se colocó allá por 2013 al frente de un grupo de policías comunitarios en Olinalá, donde artesanos elaboran las llamadas cajitas de Olinalá que pintan con magistrales detalles campiranos para hacer frente al margen de la Ley a la Inseguridad y las amenazas de los grupos delincuenciales existentes en esa parte de la montaña de Guerrero. Sin ser indígena, retando al Estado, comandó un grupo de comunitarios imponiendo su ley: hacía detenciones, recluía e imponía los llamados procesos de reeducación, etcétera. Fue detenida en agosto de 2013 acusada de secuestro y recluida en el penal federal de Tepic de dónde salió en marzo de 2016. La comandante se ha convertido en una férrea crítica del gobierno de Guerrero señalando que es un estado fallido, carente de autoridad, seguridad y bienestar, en donde puede estar gobernando el crimen organizado. En medio de sus críticas al gobierno de Guerrero, Astudillo no ha querido polemizar con la hoy comandanta senadora. A fines del pasado mes, Astudillo Flores se refirió a sus críticas declarando: De Nestora ya me ocupé cuando estuvo en prisión y ella sabe a qué me refiero, de todo lo demás no le voy a contestar. Repito, de Nestora ya me ocupé cuando estuvo en prisión: ella me buscó y encontró respuesta.

Astudillo recibió en 2015 un estado casi ingobernable. Hay obra pública en todo el estado, también altos índices de ocupación hotelera y una inversión histórica inmobiliaria en Acapulco. Con todo, la comandanta no lo ve así. Las acusaciones de Nestora carecen de pruebas al día de hoy. Sin embargo, tiene el desparpajo de afirmar que me acusaron de varios delitos y nada me pudieron probar. Lo interesante es advertir que eleva a verdad una acusación hacia el Gobierno sin pruebas, pero califica de difamaciones y calumnia las acusaciones en su contra.

DIACRÍTICO: Para tener la lengua suelta, se debe tener la conciencia tranquila. Qué pensarán quienes la acusaron de haber sido secuestradas. Guerrero está lejos de ser un estado fallido y lo que debiera hacer la senadora es ayudar a la gobernabilidad, ¿o le gana su lado comandanta?

 

[email protected] JORGE CAMACHO

@CAMACHO_JORGE

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual