Sembrando votos, un exitazo

El programa consiste en regalarle mensualmente a los campesinos pobres inscritos en el padrón, 5 mil pesos

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México
Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Como la cerveza Corona, que fue un regalo de México al mundo porque en cada rincón del planeta había una chela a disposición de los consumidores, el programa de dádivas del gobierno de la 4T Sembrando votos, perdón, Sembrando Vida, que opera la Secretaría del Bienestar, está siendo un exitazo, le hizo saber al presidente de la República, María Luisa Albores, titular de la dependencia.

El susodicho programa consiste en regalarle mensualmente a los campesinos pobres inscritos en el padrón, 5 mil pesos (de los cuales se comprometen a ahorrar 500 pesotes) que se dediquen a la siembra y cuidado de arbolitos navideños, frutales y maderables. Según la señora Albores, es el programa de restauración productiva social más grande del mundo, con el que se recupera la esperanza de vida de campesinos jodidos que habían sido olvidados y estaban condenados a morirse de hambre; contribuye a regenerar el tejido social, a reducir la migración, a crear cientos de miles de empleos, a la reforestación…

En diez meses de operación, se han sembrado votos (y dale con lo mismo), perdón plantitas, en 575 mil hectáreas que incluyen más de 4 mil ejidos, cerca de 400 comunidades, con presencia en 362 municipios, de los cuales la tercera parte son pueblos indígenas. Este año, el programa de dádivas le costará al gobierno de la 4T, 23 mil millones de pesos, y en 2020 más de 25 mil millones.

Para las elecciones del 2021 la maquinaria electoral de Morena estará bien aceitada en Campeche, Chiapas, Durango, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Chihuahua, Colima, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, San Luis Potosí, Tamaulipas y Sinaloa. ¡O sea que el gobierno se va a gastar casi 50 mil mdp sólo en el programa Sembrando votos! Exclaman los perplejos.

La secretaria del Bienestar ha enfatizado la importancia de que el programa llega al Triángulo Dorado en los estados de Durango, Chihuahua y Sinaloa, donde se cultiva la mota, así como en Colima y Guerrero, que también destacan por la siembra de enervantes. Los agroyuppies están dispuestos a cortarse las venas si al final del gobierno de López Obrador, el programa permite cortar un arbolito de Navidad que adorne los hogares, o proporcione alguna fruta para las aguas frescas. Mejor que apuesten a la cantidad de votos para Morena, sugieren otros.

AGENDA PREVIA

Los observadores políticos sugieren instaurar el concurso de rebuznos abierto a políticos, funcionarios, empresarios y otros personajes. Proponen que se incluya a Gerardo Fernández Noroña, por las estulticias que dijo sobre la diputada del PAN, Adriana Dávila; al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa por su declaración: yo gané la elección, me la robaron, pero los castigó Dios, a Miguel Herrera, El Piojo, por los improperios al árbitro después de la goliza del Cruz Azul al América; al subdelegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles, por sus dichos misóginos. Nada más faltaría proponer los castigos.

POR LUIS SOTO

[email protected] 

@LUISSOTOAGENDA

eadp

¿Te gustó este contenido?