Seguridad Social para trabajadores de la construcción

En nuestro país existen alrededor de tres millones de trabajadores de la construcción que no cuentan con Seguridad Social

Salvador  Guerrero Chiprés / El Heraldo de México / 
 opinión / Columnistas El Heraldo
Salvador Guerrero Chiprés / El Heraldo de México / opinión / Columnistas El Heraldo

La construcción es uno de los mayores sectores industriales del mundo, es una de las áreas del mercado de trabajo que crece con mayor rapidez en países en desarrollo, sin embargo, es uno de los sectores más peligrosos.

Los trabajadores de la construcción son todos los albañiles, techadores, carpinteros, yeseros, escayolistas o aquellos que se dedican a este tipo de labor.

La Ley Federal del Trabajo establece que se considera a las obras de construcción como labores peligrosas e insalubres, por lo que se debería de contar con seguridad social, para cualquier accidente que pueda ocurrir o incluso perder la vida.

En 2015 se registraron 425 mil accidentes laborales y 1107 trabajadores fallecieron, de los cuales 37 mil accidentes y 220 muertes corresponden a trabajadores de la construcción.

En el Distrito 17 de Jalisco que represento, existen un gran número de ciudadanos que se dedican a este tipo de oficios, por lo que mi preocupación es alta y como servidor de los mexicanos estoy en la obligación de buscar medios para poder garantizarles seguridad social.

Como diputado federal presenté ante el Congreso de la Unión una iniciativa que adiciona el Capítulo XVIII del Título Sexto y se adicionan los artículos 353-V, 353-W y 353-X a la Ley Federal del Trabajo, para la creación de un Fondo de Apoyo para Trabajadores de la Construcción, y así otorgarles seguridad social que se conforma por los seguros de riesgos de trabajo, enfermedades y maternidad, invalidez y vida, retiro, cesantía por edad avanzada y vejez; incluso un apoyo económico mensual que será administrado por el gobierno federal y el Instituto Mexicano de Seguridad Social.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en nuestro país existen alrededor de tres millones de trabajadores de la construcción que no cuentan con seguridad social. Y las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dan detalle específico de la situación: nueve de cada 100 albañiles en el país hablan alguna lengua indígena.

Además, en la albañilería la jornada laboral es entre 45 y 48 horas por semana, lo que es considerado un exceso laboral e incluso no se pagan horas extra; la mayoría de los albañiles son asalariados, que en promedio obtienen por hora trabajada 26 pesos, es decir que si laboran un promedio de ocho horas diarias apenas rebasan los 200 pesos al día.

Por lo que es de suma importancia la creación de este Fondo para garantizar los derechos humanos del acceso a la salud y seguridad social.

Mi deber es con los más necesitados, aquellos que se encuentran en un estado de vulnerabilidad que trabajar arduamente y corren un gran peligro por construir los hogares de nuestro país.

Quiero demostrar que con trabajo arduo y servir de buen corazón lograré que esta iniciativa y otras más que he presentado se hagan realidad para traer más y mejores beneficios para las ciudadanas y ciudadanos de nuestro querido México.

 

JUAN MARTÍN ESPINOZA CÁRDENAS

DIPUTADO FEDERAL DE MOVIMIENTO CIUDADANO

@MARTINESP_17

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas