Segob pone los ojos en Caborca, Sonora

El problema radica en que en este pequeño y lejano municipio operan 4 casinos, pero sólo 2 cuentan con el aval de la Segob

Engge_Echeverria
Engge Chavarría / Tinta y papel / Heraldo de México

Sin lugar a dudas uno de los sectores que en los últimos años ha despuntado en nuestro país es el de Juegos y Sorteos, a la fecha éste cuenta con un certeza jurídica y confianza otorgada por parte del gobierno federal y del Poder Judicial, lo que se traduce en cifras como una derrama económica de poco más de 3 mil 500 millones de pesos anuales, así como 50 mil empleos directos y 150 mil indirectos.

Sin embargo, dentro del sector casinos legalmente constituido se prendieron las alertas en el estado de Sonora, específicamente en Caborca, al mando del petista Librado Macías González, municipio que con una población cercana a los 85 mil habitantes ofrece un gran atractivo turístico en el rubro cultural, gastronómico y ecoturismo.

El problema radica en que, en este pequeño y lejano municipio, operan cuatro casinos, pero sólo dos de ellos cuentan con el aval de la Secretaría de Gobernación, al mando de Olga Sánchez Cordero, quien, a través de la Dirección General de Juegos y Sorteos, que lleva Luis Calvo Reyes, es la autoridad encargada de regular, supervisar y sancionar a este sector.

Se trata de los casinos bajo el nombre de Casino 777 y Las Vegas Club, mismos que operan sin permiso de las autoridades federales; pero todo indica que, sí con el aval del gobierno local de Macías González, pues a pesar de existir denuncias en contra de estas dos salas, el Presidente Municipal se niega a actuar, pese a contar con la autoridad moral y jurídica para cerrar estos establecimientos fuera de la ley.

Ante ello, es evidente que estos dos casinos y sus casi 200 máquinas, las cuales operan las 24 horas del día, hacen un grave daño al erario, pues a todas luces los impuestos federales, estatales y municipales que tendrían que pagar conforme lo dicta la ley, no terminan en las arcas públicas, por lo que valdría la pena preguntarle por este dinero al alcalde Librado Macías González, quien en su toma de posesión para el cargo 2018-2021, prometió encabezar un gobierno con gente honesta y austera… no se van a tolerar actos de corrupción.

Por último, y ante la embestida fiscal estatal qué está ahorcando a las salas legales, esto por la puesta en marcha del Impuesto a las Erogaciones en Juegos con Apuestas, Sorteos o Concursos, mismo que cobra 10 por ciento del monto de los pagos efectuados por el usuario en el casino, sumado a la desidia municipal; fomentan la competencia desleal, la pérdida de empleos formales y al aumento del juego clandestino.

Sin duda es un tema que tendrá que ser atendido de inmediato por parte de la Segob, al ser esfera de su competencia; pero que también podría ser investigado por la Secretaría de la Contraloría General del Estado de Sonora, que lleva Miguel Ángel Murillo Aispuro, al ser evidentes las irregularidades en las decisiones tomadas por las autoridades locales de Caborca.

 

POR ENGGE CHAVARRÍA

[email protected]

@ENGGECHAVARRIA

abr

¿Te gustó este contenido?