Le duró poco su secreto

Primero lo esconden, luego lo niegan, lo desmienten, los cachan y ¡PUM! Las fotos hablan más que mil palabras


Hace unas semanas, mi compañero y amigo Álex Kaffie reveló, en su columna de este periódico, que la cantante Dulce tenía un novio 20 años menor que ella. Dijo que se trataba de un italiano y que no era el más galán, pero sí agradable a la vista. Días después, la interprete le habló para reclamarle y le pidió que desmintiera eso. El periodista publicó en su espacio la situación y mencionó que Dulce le pidió que lo negara, pues no era cierto. ¡Sorpresa, sorpresa! La cantante se olvidó de que, en este mundo, existen paparazzis. Sí, las fotos no mienten y fue captada dándose unos buenos besos con su novio. Al final, ella es una mujer guapa y libre y, si encontró su media naranja, ¡qué padre y muy bien por ella! Ahora, esperemos que este noviecito la respete y en verdad la quiera. Hay muchos que sólo buscan a las famosas por interés y por fama. Ella es muy inteligente y espero que, en verdad, sepa lo que hace. Mucho trabajo le ha costado estar en donde está.

Lo que sí me da mucha pena es la situación por la que pasan Marjorie de Sousa y su ex pareja Julián Gil. Ya parece broma. Él en todo momento ha sido un caballero. Marjorie quiere pedirle una prueba de ADN. ¿Es en serio? Su razón tendrá para dudar de que sea el verdadero padre. Al final, es una lástima, pues cuando su hijo crezca y se entere de la mala relación y el final tan infeliz que tuvieron, el único afectado será su retoño. Lamentablemente, son los hijos quienes luego acaban pagando por los platos rotos. Mucho amor al principio y, de verdad, no sé por qué terminó todo con tanto odio.

Les cuento que, la semana pasada, me invitaron a mí y a otros periodistas de espectáculos a una comida muy privada con los productores Galindo, y parte del elenco de la serie de Lupita D’Alessio. Entre las presentes estaban las tres Lupitas: Giovana Fuentes (época de adolescente), Mariana Torres (joven adulta) y Gabriela Roel (etapa madura). Bueno, no sé si Gaby venía de cortar cebolla, pero no paraba de llorar.

Al parecer muy emocionada con la serie, de verdad que me impresionó verla tan parecida a la Leona. Se ve que estaba muy metida en el papel.

No sé qué tan sano sea, pero creo que un actor no debe de clavarse tanto en un papel. Nos pusieron el tercer capítulo y vaya que está muy buena. Sin duda, me quede picadísimo y las actuaciones y la calidad de producción es de primer nivel. Aplausos a Televisa por este proyecto y espero que sigan haciendo más series de este tipo.

Son muy interesantes, aprendemos y, sobre todo, conocemos a fondo a estrellas que admiramos. Sé que Juan Osorio está planeando la de Cantinflas. A mí me gustaría ver una bioserie de Chespirito o de Chabelo. Espero que les hagan una pues de grandes hay mucho que aprender.

 

Columna anterior: Aplausos por el nuevo talento

¿Te gustó este contenido?