Se te olvida

El Tigre Sepúlveda entró al Salón de la Fama para subrayar la rivalidad histórica entre el América y el Guadalajara

Se te olvida

Guillermo El Tigre Sepúlveda mandó los lugares comunes a un rincón y lejos del clásico agradecimiento por entrar al Salón de la Fama del Futbol Mundial, cantó una jocosa canción dedicada al América, el acérrimo rival de sus amadas Chivas Rayadas del Guadalajara. Modificó la letra de La Mentira, más recordada como Se te olvida, escrita por Álvaro Carrillo e interpretada por grandes como el inolvidable Javier Solís, e hizo con su propia versión las delicias de los asistentes, que se desternillaban de risa:

Cuando ganan, ya sabemos que les dan muy buenas primas.

Y a los árbitros, hermanas y propinas. Cuando pierden, se indigestan y les dan bicarbonato. Pues con lana ganaron un campeonato.

Como dijera Carlos Gardel, las nieves del tiempo platearon la sien de Sepúlveda. Y no sólo la sien. También el bigote y las cejas escarchadas del legendario defensa del glorioso Guadalajara de la leyenda, que le dan un aspecto de abuelito entrañable de cuento infantil.

Entre carcajadas, Guillermo nos hizo recordar la enorme rivalidad histórica entre Guadalajara y América, que comenzó cuando otro Tigre, Emilio Azcárraga, compró al equipo amarillo y le creó su sello, contratando a los mejores extranjeros para darle pelea a los rojiblancos, que lo ganaban todo.

Dicha rivalidad en esencia continúa, pero acaso ha perdido identidad por el escaso surgimiento de canteranos y tanta rotación de jugadores, que permanecen poco tiempo en sus respectivas instituciones y luego cambian de playera. En este momento, el  América está por encima del Guadalajara, que sufrió serias abolladuras a su corona y ya está eliminado de la Liga y la Copa, bajo los comentarios autocríticos de José Luis Higuera, que habló de fracaso inaceptable, egos, soberbia, relajación y falta de humildad, entre otras lindezas.

VA EN SERIO

La Selección Mexicana enfrentará mañana a Bélgica en Bruselas. Al fin un rival de respeto después de tantos partidos moleros. Este juego y el del próximo lunes contra Polonia en territorio de Juan Pablo II, representa una buena oportunidad para que el técnico Juan Carlos Osorio empiece a perfilar un cuadro titular, cuando faltan siete meses para el inicio del Mundial de Rusia. ¿Se decidirá el antojadizo entrenador a poner a 11 fijos de una vez por todas?

Si no empieza a darle forma a la Selección, en estos dos encuentros veremos nuevos experimentos, que sólo seguirán alejando a sus hombres del anhelado juego de conjunto.

Para no variar, esta convocatoria no estuvo exenta de polémica, pues vuelven a echarse en falta jugadores en posiciones específicas. Además, dos novatos recibieron el llamado, aprovechando que juegan cerca de las confrontaciones en puerta (Govea en Bélgica y Antuna en Holanda).

Tanto belgas como polacos nos van a dar una idea clara de lo que tiene y de lo que carece la Selección Mexicana rumbo a la Copa del Mundo en el país de los zares.

 

Columna anterior: Doble fracaso

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro