Se sintió el primor

Se sintió el Primor desde la protesta de Alito Moreno, quien es garantía para Morena

Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

Negó que fuera a irse del PRI tras ser aplastada por Alito Moreno, pero desde antes de las elecciones internas por la dirigencia nacional del Revolucionario Institucional aquí adelanté que Ivonne Ortega tenía preparada toda una estrategia para su salida del antiguo partido.

Se iba a declarar víctima de la nomenclatura y acabaría renunciando. Al principio lo negó. Ahora también niega que vaya a irse a afiliar a otra institución política, pero Ortega vuelve a mentir porque la ex gobernadora de Yucatán tenía todo preparado para allanar el camino que la acabará llevando con la maestra Elba Esther Gordillo.

De hecho, el movimiento rebelde que traía en el PRI ha colaborado en las asambleas de Redes Sociales Progresistas de La Maestra, una de las 80 organizaciones que buscan constituirse como partidos políticos, por lo que aunque niegue estar negociando su afiliación en alguna otra fuerza política, sólo es cuestión de tiempo para que acabe haciendo pública su integración.

Se trata de un plan perfectamente diseñado y calculado de una de las alumnas de Rosario Robles, quien le ayudó a transformar su imagen y posicionarse políticamente después de la expulsión del PRD de la ex jefa de Gobierno.

Ahora, sin embargo, Ortega hace alianza con Gordillo en busca de nuevo y más poder, mientras Alito Moreno llega a la presidencia del PRI, el partido del viejo régimen que por primera vez en sus 90 años de vida pasará a ser partido satélite y a sellar la alianza con Morena del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien fiel a su máxima frase de que amor con amor se paga, sacó la casta la tarde de ayer por el gobernador Alejandro Murat, de Oaxaca, el principal aliado del nuevo presidente del Revolucionario Institucional y a quien Alito debe parte de su aplastante triunfo.

Es que cuando salían de un evento público de la sierra oaxaqueña y subían a la camioneta que los trasladaría, una muchedumbre de lugareños se le fue encima al mandatario que veía asustado reclamos por falta de agua.

Con un temple excepcional, el Presidente tomó el control de la situación al prometerles que él mismo iba a tratar el tema con Alejandro Murat y que de su cuenta corría que el propio gobernador volvería a la sierra a ofrecerles una solución a sus problemas. En el asiento trasero de una camioneta blindada, el gobernador oaxaqueño bien callado veía con cara de susto cómo López Obrador le quitaba tensión a los reclamos. Se sintió el Primor desde las primeras horas de protesta de Alito Moreno, quien desde el apellido es garantía para Morena. Alito será en este sexenio lo que el entonces Niño Verde, Jorge Emilio González, fue para el PRI.

                                                                         ∗∗∗

Otro movimiento que busca su registro y que también le está ganando la carrera a Felipe Calderón y Margarita Zavala es el Partido Encuentro Solidario, que rescata las siglas PES, entonces Partido Encuentro Social con el que los cristianos compitieron en las elecciones de 2018 y aunque lograron una amplia bancada en Cámara de Diputados, con más de 10 legisladores, no lograron sostener el registro.

El nuevo PES lleva más de 87 por ciento de sus asambleas y junto con el de la maestra Elba Esther serán los primeros en recibir el título oficial que otorga el Instituto Nacional Electoral (INE).

                                                                           ∗∗∗

Uppercut: Se alborotó el gallinero otra vez en Morena por el relevo en la Mesa Directiva en el Senado. En el equipo de Ricardo Monreal sintieron este fin de semana un ataque en contra del coordinador del grupo, con el fin de apoyar a Martí Batres para que repita en el cargo, a pesar de que con esa decisión Morena estaría violando la nueva ley de paridad de género que cambió las reglas en beneficio de las mujeres para que éstas tengan igualdad de oportunidad en los espacios públicos. Entre el bloque antimonreal están Olga Sánchez, Tatiana Clouthier, Rocío Nahle, Jenaro Villamil y Yeidkol Polevnsky. Monreal apoya a la tabasqueña Mónica Fernández.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
[email protected]
@ALEXSANCHEZMX

abr

¿Te gustó este contenido?