Se preparan en AL para arrebatar negocio de aguacate de EU a México, y aquí la inseguridad, rebasada

Jorge Juraidini, nuevo refuerzo de Salazar en el CCE; firma alianza UP Sí Vale con Klar, y empuja crédito; recoge IGS recursos por 2 mil mdp vía CKD previo

Alberto_Aguilar
Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México

AMÉN DE UNA economía estática por la falta de confianza a diversas políticas públicas del presidente Andrés Manuel López Obrador, el otro gran tema que preocupa es el de la inseguridad.

De ese flagelo no se salva nadie. Esta semana trascendieron algunas estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). En los primeros ocho meses los asaltos a casas habitación con violencia se elevaron 27% y los robos al transporte de carga no ceden.

Pero además las extorsiones por los grupos delictivos ligados al narcotráfico también van en ascenso convirtiéndose en un alto costo para los empresarios.

No hace mucho le platicaba de los hurtos y extorsiones que enfrentan los productores de aguacate de Michoacán que se calculan en unos 5 mil mdp anuales.

La zona de Uruapan donde hay grandes superficies de ese fruto es de las más afectadas por lo que ya se requirió el refuerzo de militares.

La Asociación de Productores de Aguacate (APEAM) que preside Gabriel Villaseñor ya denunció que incluso los inspectores de la USDA, que revisan la producción del aguacate para exportar, han tenido dificultades al ser retenidos por los narcos.

La dependencia del gobierno de Donald Trump ya emitió una alerta y existe el riesgo de que las exportaciones de aguacate a esa poderosa economía se detengan.

El tema tiene sus bemoles desde el punto de vista de negocios, ya que México es el principal abastecedor del también denominado oro verde.

Además el asunto podría ser aprovechado por otros países de nuestro continente que desde hace tiempo planean arrancarle a nuestro país una rodaja de ese jugoso pastel.

México produce casi un millón 900 mil toneladas de aguacate y una buena porción se dirige a EU.

Junto con el jitomate, el aguacate es de los productos punteros entre las exportaciones agrícolas de México con un significado de 2 mil mdd.

Michoacán, uno de los estados más inseguros del país, aporta el 78%, o sea 8 de cada 10 aguacates que se exportan. También son importantes Jalisco con 7.8% de lo que se genera y el EDOMEX con 6%.

Entre los países que cada vez amplían en mayor medida sus superficies de cultivo de aguacate están Dominicana, que es ya el segundo productor del mundo, con más de 20 mil hectáreas y Colombia con un tanto similar. También se puede apuntar a Perú con unas 10 mil has y Centroamérica que en conjunto ya rebasa las 12 mil has.

Todos los países tienen programas de apoyo muy agresivos de sus gobiernos dadas las oportunidades que se visualizan.

Aquí por el contrario, amén de la inseguridad, está el recorte presupuestal que se visualiza para SADER de Víctor Villalobos en 2020, en especial para la comercialización que quedó en apenas 129 mdp, prácticamente nada.

De ahí la presión de los productores ahora mismo en el Congreso y en general de la IP y el CNA que preside Bosco de la Vega.

Así que en una de esas el caso de éxito del aguacate termina por desdibujarse frente a las diversas amenazas que hay en el horizonte.

***

DESDE QUE SE conoció el resultado electoral de julio y con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, el organismo cúpula de la IP se ha reforzado. Primero desde el CMN que lleva Antonio del Valle Perochena se designó a Carlos Salazar ex timón de FEMSA, al frente del CCE y con él la estructura del organismo se ha robustecido con la suma de Javier Treviño, Odracir Barquera en Planeación, Oscar Ignorosa en Comunicación y Carlos Hurtado en el CEESP. Bueno pues fíjese que acaba de sumarse otro apoyo importante. Se trata de Jorge Juraidini, quien llegó como asesor especial de Salazar. Ya le había comentado de esa posibilidad que se oficializó. Juraidini fue en el sexenio pasado director de TELECOMM, antes fue diputado federal y suplente del senador Emilio Gamboa.

***

RESULTA QUE LA líder en el negocio de vales de despensa UP Sí Vale que lleva Gerardo Yepez acaba de cerrar una alianza con la fintech mexicana Klar que ofrece servicios financieros digitales y que recién levantó mil 100 mdp para consolidar su quehacer. Es dirigida por el mexicano Stefan Moller y Daniel Autrique en la parte financiera. UP Sí Vale tenía en la mira expandirse al ámbito del crédito, así que Klar le vino como anillo al dedo. De entrada va a ofrecer una tarjeta de débito a sus 450 mil clientes que tiene en su aplicación móvil. Luego la meta es aprovechar 2 millones de trabajadores que están con la firma y que hoy no están bancarizados. Como siguiente paso del plástico de débito con Mastercard que dirige Laura Cruz se espera llevarlos al crédito. Así que la francesa que se quedó con Prestaciones Universales

***

CON LA NOVEDAD de que el Grupo Desarrollador IGS que comanda Antonio Ruiz Galindo acaba de concluir un aumento de capital de 2 mil mdp para desarrollar algunos proyectos que trae en el tintero. Esta firma que nació en 1997 administra a la fecha más de 100 naves industriales. Hay muchos en la frontera de europeos y chinos que pese a todo, buscan aprovechar el gran mercado de EU. Lo interesante de los recursos que obtuvo IGS es que aprovechó la estructura de una oferta de CKD’S que colocó en 2017 por 2 mil 700 mdp. Los fondos ya se utilizaron y se optó por esta fórmula ya que se eliminan costos operativos adicionales. Claro que debieron participar los mismos inversionistas previos y en exactamente las mismas proporciones. Muy interesante.

POR ALBERTO AGUILAR 

[email protected] 

@AGUILAR_DD

¿Te gustó este contenido?