Scot Rank en Lala

Rank ha revolucionado los principios de crecimiento con los que solía trabajar esta empresa y la ha puesto en ruta de sustentabilidad internacional


Uno de los cortes de caja que más se ha omitido en el escenario empresarial mexicano ha sido el desempeño que ha mostrado la empresa de productos lácteos Grupo Lala, bajo el liderazgo de Scot Rank desde hace pocos años. Scot ha revolucionado los principios de crecimiento con los que solía trabajar esta empresa y la ha puesto en ruta de sustentabilidad internacional, a través de adquisiciones y de encarar la conquista de nuevos mercados.

La apuesta más relevante de Rank ha sido la incursión en Estados Unidos. No es una apuesta sencilla, porque su inquietud por conquistar ese mercado se empalmó con la renovación de aquel gobierno y con el impasse en el que ha quedado la renegociación del TLCAN. Lala anunció hace un año la adquisición de las marcas y operaciones de la empresa Laguna Dairy en Estados Unidos, lo que le costó más de 245 millones de dólares.

El resultado de ese desembolso todavía está teniendo un impacto en Lala. En su más reciente reporte financiero la empresa observó una caída en su utilidad operativa de casi veinte por ciento. Rank dijo que las recientes adquisiciones estaban presionando los márgenes del EBITDA, aunque ya había iniciado acciones para retornarlo al crecimiento.

Scot Rank se la ha pasado invirtiendo. Hace unos meses le entregaron una bodega automatizada en Irapuato por la que pagó alrededor de 200 millones de pesos. La bodega es una maravilla de la refrigeración. Se puede enfriar por completo en cosa de minutos. Asimismo, está recibiendo estos días una nueva planta pasteurizadora en Ciudad Obregón, Sonora, que requirió una inversión de 300 millones de pesos. La planta tiene tecnología de punta. En Torreón también invirtió 100 millones en una planta de tratamiento de agua; y en Irapuato otros 250 millones para aumentar su capacidad de fabricar yogurt.

En los últimos días ha trascendido en la prensa estadounidense que Lala podría convertirse en el nuevo dueño de la empresa Stonyfield, una subsidiaria de Danone dedicada al yogurt orgánico. El desembolso podría llegar a los 900 millones de dólares, y sería un refrendo del apetito de Rank por las adquisiciones e inversiones.
Scot Rank tendrá que trabajar para que las cuantiosas inversiones del grupo rindan frutos razonablemente pronto y para que la incursión en Estados Unidos sea exitosa a pesar de la llegada de Trump (EEUU representa el 46 por ciento del valor del mercado de lácteos de las Américas, que totaliza 160 mil millones de dólares, de acuerdo con cifras de Euromonitor).

El mercado de productos lácteos sigue siendo sumamente atractivo para muchas corporaciones. Hace unos días, PepsiCo India dijo que pronto tendrá una estrategia para ingresar a ese mercado con un portafolio de productos lácteos amplio. Coca Cola Femsa induce lo mismo en México al incorporar la marca Santa Clara.

motacarlos100@gmail.com

Columna anterior: Tasa puede llegar hasta 7.25%: Barclays

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro