Saludo de un representante popular

Pertenezco a una generación que nació en 1963, último año del gobierno de Adolfo López Mateos, cuando el desarrollo estabilizador, estaba en su apogeo.

Netlog


Fernando Sánchez Mayans Canabal


En esta primera colaboración en El Heraldo, un medio de comunicación que ha tenido el talento y el interés de reinventarse, saludo primero y antes que nada, a los lectores. Les rindo mi respeto porque en todo medio escrito, el lector es quien hace posible que ese medio exista y se consolide ante la gran oferta de medios, escritos y por internet, que la sociedad moderna ofrece. El lector que lee o que me hace el honor de centrar su mirada y su interés en lo que pienso y escribo, es lo más importante para mí. Lector, -palabra y concepto de origen latino- que lee en silencio en la era moderna; no lee en voz alta, que era la forma natural de leer en los inicios de la Edad Media, y de allí el asombro de San Agustín, el reconocido sabio, cuando llegó a Milán y fue a buscar a San Ambrosio y lo encontró leyendo en silencio, y esa visión, lo sobresaltó al punto de registrarla en sus famosas memorias.

Me presento ante los lectores de El Heraldo: soy senador por Tabasco, por el PRD, después de la última elección federal en la cual mis paisanos me eligieron por más de cien mil votos de diferencia con mis adversarios, cosa que siempre agradeceré. Soy de profesión, médico; mi especialidad es la cirugía del aparato digestivo, y sigo activo en la medicina, puesto que ella es mi primera vocación. No soy para nada, un millennial, sino que pertenezco a una generación muy interesante: la que nació en 1963, uno de los últimos años en que gobernó México el presidente Adolfo López Mateos, cuando ese fenómeno del desarrollo estabilizador, estaba en su apogeo; etapa de crecimiento que terminó a mediados de los años 70 del siglo XX, y que tanto extrañan los que la conocieron. ¿Qué sucedió para ese declive? Por mi parte, en la medida de mi posibilidad como ciudadano y representante popular, colaboro en todo lo posible para volver a aquella senda de prosperidad que una vez tuvimos en México. Ese es mi interés y mi trabajo en el Senado.

Valoro a El Heraldo la oportunidad de dirigirme a los ciudadanos, que son los lectores del diario; y en especial, dada la oportunidad que me brindan, agradezco en especial a Ángel Mieres Zimmermann, presidente del Consejo de Administración; a Roberto Henaine Buenrostro, presidente ejecutivo; y a Franco Carreño Osorio, director general. Gracias. Es un placer dirigirme a ustedes.


Senador por el estado de Tabasco
Twitter: @SenadorMayans
Web: fernandomayans.mx
Facebook: SenFernandoMayans


¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso