Sabotajes constantes a la 4T

Los delincuentes que viven en las entrañas del gobierno conocen las debilidades del sistema y… lo están saboteando

Carlos_Mota
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Si hay algo que se puede aplaudir del presidente Andrés Manuel López Obrador en el arranque de su sexenio es la consistente lucha contra la corrupción que él propuso y encabeza.

El presidente es muy congruente. Fue el faraónico aparato gubernamental —y no el neoliberalismo, como él ha dicho—, lo que por décadas fungió como el espacio ominoso donde todos los ingredientes convergían para hacer ricos a los astutos. Eso está terminando, pero los delincuentes que viven en las entrañas del gobierno conocen las debilidades del sistema y… lo están saboteando.

Los sabotajes tienen como objetivo impedir la estrategia central de ejercicio del presupuesto: las compras consolidadas que empuja la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, cuyo propósito es eliminar intermediarios y bajar masivamente los costos de adquisición.

Un caso de escándalo ocurrió en marzo, cuando 25 niños de una guardería resultaron intoxicados. De acuerdo con ciertas versiones, tanto funcionarios de la Alcaldía de Coyoacán como personal de la guardería del IMSS giraron oficios y enviaron alertas sobre la intoxicación, señalando a los alimentos de un nuevo proveedor (Surtipráctic) como la causa del problema.

Lo curioso era que las alertas empezaron a fluir incluso antes de que los niños fuesen examinados en el hospital por las erupciones en la piel que mostraban.

El gobierno federal tuvo que pedir minuciosamente el resultado de los exámenes toxicológicos, y descubrió que no se trataba de los alimentos del nuevo proveedor, sino de los desinfectantes que se usaron en la cocina.

Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula cuando se supo que el desinfectante fue aplicado por el antiguo proveedor de alimentos (a quien poco tiempo antes se le eliminó del negocio por precios excesivos).

En Hacienda saben que la andanada de actos para desestabilizar la transformación podría continuar.

Ya se detectó, por ejemplo, que en muchas farmacias del IMSS y del ISSSTE el personal niega medicamentos a los pacientes.

Instantáneamente se les dice que no hay, sin verificar siquiera en el anaquel.

El propósito es que se genere una percepción generalizada de desabasto para evitar cambiar el modelo de adquisición. Pero en esto, como en otras compras que se irán consolidando, no habrá vuelta atrás.

Este año el gobierno quiere consolidar las compras equivalentes a 80 por ciento del presupuesto aprobado para contrataciones, de un total de 997 mil millones de pesos. De ese dinero, 33 por ciento corresponde a materiales y suministros; y 26 por ciento a servicios generales. ¡Uf!.

PIERDE ALMAS

Se aproxima una poderosa estrategia para fortalecer el posicionamiento del mezcal Pierde Almas, propiedad de la extraordinaria empresa de destilados Diageo. El director general de la firma Erik Seiersen lo tiene en el centro de sus prioridades.

[email protected]

WHATSAPP 56-1164-9060

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo