Sabia paciencia

Checo y Force India se dieron un voto de confianza mutuo de cara a este 2017, un año crucial del mexicano para aspirar a un asiento en una escudería grande

Un piloto de Fórmula 1 debe reunir una serie de habilidades que suelen estar respaldadas por muchos años de sacrificio, disciplina y esfuerzo. Pero también es necesario que tenga un carácter positivo para crear un buen ambiente entre su gente, pues los triunfos no sólo dependen de su talento, sino de un coche que rinda al máximo de su capacidad.

A esa condición hay que añadir una buena dosis de paciencia, porque saber esperar es la clave de cualquier movimiento fuera de pista. Una decisión equivocada puede echar por tierra años de preparación. Así que la inteligencia debe enfocarse en potenciar ese don llamado paciencia, que sirve para aprovechar la oportunidad en el instante preciso.

A finales del verano de 2016, Force India le pidió a Checo Pérez subirse a uno de sus dos monoplazas por cuarto año consecutivo… y el tapatío no lo dudó.

La confianza que ha generado en el seno del equipo, y el crecimiento que éste ha tenido de su mano, hablan de un compromiso mutuo que está dando excelentes resultados. El sólido récord de 15 carreras consecutivas en los puntos así lo avala.

En estos cinco primeros grandes premios de 2017, Checo ha demostrado su proyección de futuro, y a nadie va a extrañar el día en que una escudería de como Ferrari o Mercedes le haga una oferta, sobre todo ahora que su talento está a la vista de todo mundo.

Es cuestión de timing. Y Pérez lo sabe. Ha estado trabajando en ello, sin prisa, con dedicación y serenidad.

Será entonces cuando el piloto mexicano conseguiría subirse al podio de triunfadores más seguido, ya que hasta ahora nada más lo ha hecho en seis ocasiones en seis temporadas.

En su palmarés se cuentan dos segundos lugares en 2012 (Malasia e Italia) y un tercero en Canadá, con la escudería Sauber, que lo debutó en 2011. En 2014 cosechó un tercer lugar en Bahréin, que fue el primero con Force India; y ha ganado otros dos terceros lugares en Rusia (2015) y Mónaco (2016), respectivamente. Su mejor lugar obtenido en 2013, cuando corrió para McLaren sin trascender, fue quinto, en India.

En la campaña de su presentación en la máxima categoría del automovilismo, terminó en el lugar número 16 y al cabo de estos seis años ha escalado hasta la séptima posición, precisamente detrás de los seis pilotos que corren para Mercedes, Ferrari y Red Bull. Un dato a tomar en cuenta.

Force India ha desarrollado un coche que también está permitiendo brillar al francés Esteban Ocon, que está situado detrás de Checo en el octavo puesto de la tabla de pilotos, un hecho que no hay que perder de vista porque ha sido el único equipo que ha terminado todas las carreras del año en la zona de puntos. Y eso habla bien de Force India.

¿Te gustó este contenido?