Rosario Robles, traicionada

Hoy, no se sabe quién llevará la defensa legal de Rosario Robles. ¿Enrique Peña Nieto la dejará sola?

Alejandro_Cacho
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

Rosario Robles Berlanga cumplirá mañana un mes encarcelada en el penal de Santa Martha Acatitla y está sumamente deprimida, desesperada. Desde que tomó la decisión de presentarse ante el juez que la requirió por su presunta relación con el caso de la Estafa Maestra, todo le ha salido mal.

Primero, ella y sus abogados pasaron por alto un pequeño detalle: el juez de Control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna que la citó, es sobrino de la diputada de Morena, Dolores Padierna, su enemiga acérrima.

Segundo, sus abogados le aseguraron que no sería encarcelada, debido a que los delitos que le imputan no son graves y no ameritan prisión preventiva.

Les falló el cálculo jurídico. Los chamaquearon, dicen algunos.

Tercero, tardó casi un mes en cambiar de equipo de abogados. La razón oficial fue que no tiene fondos suficientes para pagar sus honorarios.

A toro pasado hay quien asegura que se equivocó al elegir a su cuerpo de defensores y cuestiona la reputación del abogado Xavier Olea e hijos. Se dice que Olea no salió en los mejores términos de la Fiscalía de Guerrero.

Hoy, no se sabe quién llevará la defensa legal de Rosario Robles. ¿Enrique Peña Nieto la dejará sola? Hasta este momento eso parece. Los cercanos a ella dicen que ni siquiera ha hecho una llamada para saber cómo está. Hay quien espera que en algún momento pague a los abogados defensores.

Rosario Robles, en su depresión, se siente abandonada, traicionada varías veces por hombres cercanos a ella. Carlos Ahumada, aquel empresario de origen argentino que quiso jugar a la política para obtener beneficios económicos en México. También Emilio Zebadúa, hombre de todas sus confianzas, que hizo y deshizo desde la Oficialía Mayor de Sedesol y Sedatu.

Robles tenía fe ciega en Zebadúa, cuyas opiniones pesaban más que las de los subsecretarios.

Zebadúa ha sido señalado como el cerebro detrás de la Estafa Maestra, pero cuenta con la protección y asesoría legal del más alto nivel desde hace muchos años. Hoy, su paradero es desconocido y su patrimonio muy cuestionado.

Ramón Sosamontes, amigo y colaborador cercanísimo de Rosario Robles, anda muy nervioso. Por lo pronto, sus cuentas bancarias están bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiera que ya lo tiene en la mira.

Las próximas semanas serán cruciales para la defensa jurídica de Rosario Robles. Ella es la única imputada, hasta el momento. Sin embargo, es imposible llevar a cabo la enorme operación de La Estafa Maestra sin la complicidad de muchos más.

Quienes conocen de cerca la investigación calculan que estarían implicadas unas 600 personas dentro y fuera del gobierno.

Mientras Rosario Robles permanece en prisión, Mariana, su única hija, tiene planeado contraer matrimonio hoy.

POR ALEJANDRO CACHO

[email protected] 

@CACHOPERIODISTA

edp

 

MÁS SOBRE EL TEMA: Los errores y las traiciones en el caso Rosario Robles

¿Te gustó este contenido?