Que comience el show

La pelea entre Mayweather Jr. y McGregor levanta una expectativa inusitada, porque Money ha marcado el rumbo de este negocio llamado boxeo


Las más grandes bolsas, los más altos niveles de audiencia y ventas en Pay Per View los ha generado el Money Man, además de poseer una personalidad muy controvertida y excéntrica tiene un estilo que a muchos podrá no gustar ya que se basa más en el arte de la defensa que en el golpeo al oponente, pero eso mismo ha provocado que la gente lo quiera ver perder, y eso aún no sucede.

Por su parte, Conor McGregor el irlandés que hoy por hoy es la más grande estrella de la UFC (la liga más importante de las Artes Marciales Mixtas), poseedor de dos títulos mundiales en divisiones diferentes, es el referente de este deporte en franco crecimiento.

Si añadimos que es doblemente excéntrico que Mayweather y que habla, presume, pregona y dictamina que es el mejor del mundo y que noqueará a Floyd en su propio deporte y en no más de cuatro rounds, ¡imagínese el coctel que se ha preparado para este sábado 26 de agosto, aquí en Las Vegas, desde donde escribo estas líneas!

De lo que me ha llamado la atención de sus presentaciones, antes de subir al cuadrilátero de la Arena T-Mobile (hablo de la gira promocional que recorrió el mundo, infinidad de programas de radio y televisión donde estuvieron presentes y los que se tuvieron ya está semana de la pelea en Las Vegas incluyendo la ceremonia de pesaje, que fue un espectáculo), más allá de los mil y un improperios que se lanzaron de manera indiscriminada, fue el respeto que existió para el deporte del adversario.

The Notorious señaló que nació boxeador y morirá boxeador, ya que dentro de las Artes Marciales Mixtas es la disciplina que más domina y es la que le ha dado sus más grandes triunfos, a base de tremendas combinaciones con los puños, luego dijo con su peculiar estilo y personalidad que el boxeo se vería muy bien con un nuevo rey, o sea él (nunca pierde sus formas estridentes, el irlandés).

Por su parte, Mayweather Jr. señaló una gran verdad: el boxeo es legendario. Muchos de los ídolos deportivos en todo el mundo son y fueron boxeadores, una realidad que comparto. Sin embargo, habló muy bien de la UFC. Comentó que respeta a todos aquellos que participan en esta disciplina enalteciendo las cualidades y valentía que deben de tener aquellos que entran a un octágono. A pesar de que este es un enfrentamiento con las reglas de boxeo y que ni Mayweather ni McGregor no pueden ni llevan a cuestas el prestigio de su propio deporte, la percepción es que es un enfrentamiento entre los dos deportes y que aquel que pierda provocará un daño importante a su actividad.

Hordas de seguidores de la UFC se han apoderado de la ciudad del pecado y esperan ver el triunfo de su rey. Para ellos esto sí es personal y quieren enarbolar la bandera de la UFC sobre el boxeo que, piensan, los ha despreciado.

Así de caliente como la temperatura de más de 40 grados que hay en las Vegas está el pleito al que también se le ha llamado la pelea por el dinero (incluso el CMB otorgará de manera simbólica y sin título de por medio el Money Belt pieza con más de 3,600 diamantes, zafiros y esmeraldas).

Por último y pienso es lo más importante, el éxito de esta idea que no sabemos a dónde nos llevará, será lo que al final nos den como espectáculo boxístico Floyd Mayweather Jr. -Money Man- y Conor McGregor -The Notorious-, ahí radica el éxito de todo lo que se ha generado, espero uno y otro entiendan la responsabilidad deportiva que llevan y respondan a los fanáticos.

Que comience el show pero arriba del cuadrilátero de boxeo.

Columna anterior: Sueño cumplido

¿Te gustó este contenido?