Rodolfo Ríos Garza: La PGJCDMX, institución cercana a la ciudadanía

Para la institución es de la mayor importancia implementar acciones dirigidas a atender a las personas afectadas por la comisión de un ilícito

Netlog

Desde la promulgación de la Constitución de 1917 se instituyó en la capital del país la figura del Ministerio Público; autoridad encargada de investigar y perseguir los delitos. A lo largo del último siglo la Institución se ha transformado de tal manera, que actualmente constituye un órgano tutelar altamente especializado, encargado de preservar la vigencia del orden público y contribuir a la reparación del daño causado a las víctimas del delito, en un marco de absoluto respeto a los derechos humanos.

La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México se integra por diversas áreas con atribuciones específicas, como es el caso de las Fiscalías Centrales de Investigación, a quienes corresponde indagar la comisión de ciertos delitos, como el robo de vehículos o la trata de personas; así como de Fiscalías Desconcentradas de Investigación, que conocen de primera mano sobre la posible comisión de hechos ilícitos, al estar distribuidas en las 16 delegaciones de la Ciudad.

Por su parte, las Fiscalías de Procesos se encargan de intervenir en los juicios orales, con el fin de sostener las imputaciones ante los tribunales de enjuiciamiento, exigir la reparación del daño y la imposición de la sanción aplicable.

Un valioso auxiliar en la investigación y solución de los casos son los servicios periciales, encargados de emitir informes y dictámenes en distintas especialidades, como fotografía forense, identificación, balística y criminología.

Dentro de las funciones relacionadas con el combate al delito, destacan las que están a cargo de la Policía de Investigación, coadyuvante del Ministerio Público en cada una de las indagatorias iniciadas y responsable de ejecutar órdenes de presentación, comparecencia, aprehensión, reaprehensión y cateo emitidas por las autoridades ministeriales o judiciales, según sea el caso. Asimismo, cuenta con un área de policía cibernética encargada de investigar la probable comisión de ilícitos a través de equipos y redes electrónicas.

Para la Institución es de la mayor importancia implementar acciones dirigidas a atender a las personas afectadas por la comisión de un ilícito. Por tal motivo, se cuenta con un Sistema de Auxilio a Víctimas, el cual aplica políticas victimológicas integrales y multidisciplinarias encaminadas a restituir a las víctimas y ofendidos en el goce de sus derechos, mediante enfoques de derechos humanos, protección a la infancia y perspectiva de género.

Finalmente, se realizan labores de prevención del delito a través de la participación de los sectores social y privado; se articulan programas de colaboración comunitaria para mejorar el desempeño institucional; y se fomenta la cultura de la denuncia y la legalidad, entre un sinnúmero de actividades más con la finalidad de que la Procuraduría capitalina se acerque cada vez más a los habitantes de esta Ciudad de México

Aprovecho la ocasión para felicitar ampliamente a todas y todos los integrantes del equipo que conforma El Heraldo de México, medio que sin lugar a dudas enriquecerá la vida pública de nuestro país con información veraz y oportuna, dada la indiscutible calidad de quienes con su pluma contribuyen a dar vida a sus páginas. Enhorabuena.

*Por Rodolfo Fernando Ríos Garza, Procurador de la CDMX

¿Te gustó este contenido?