Robots-policía

El gobierno de Dubái ya cuenta con su primer “Robocop” (así está escrito en el comunicado oficial)

Netlog

¿Y si en vez de pagar policías pagamos robots? El estudio Ser policía en México, ¿qué rol asume la sociedad? (2017) de UVM-Insyde revela que los defensores del orden están asociados con miedo, ineficiencia, desconfianza, prepotencia e injusticia. La desconfianza en la policía es de 2.31 en una escala de 1 a 5, sólo superada por los políticos en quienes se confía todavía menos. Según el Latinobarómetro 2016, en América Latina sólo 39 por ciento de la población confía en la policía.

Las principales causas de desconfianza, según UVM-Insyde, son corrupción (54 por ciento), abusos (28 por ciento) y malas experiencias (19 por ciento). El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados reveló que 65.7 por ciento de los consultados cree que las policías están algo o muy controladas por el crimen organizado.

Mientras que la Tercera Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del Inegi ubica la satisfacción ciudadana en la policía en 33 por ciento.

Le cuento esto porque el gobierno de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, ya cuenta con su primer Robocop (así está escrito en el comunicado oficial), un robot humanoide que apoya en la captura de sospechosos y evasores de tarifas de estacionamiento, pero no porta armamento.

No es un proyecto a futuro: el Robocop modelo REEM – fabricado por la española Pal Robotics– ya está patrullando centros comerciales (Dubái está lleno de ellos) y turísticos.

Sus cámaras integradas transmiten directamente a un centro de comando y control y está conectado con las 6 mil cámaras del emirato. Posee una pantalla táctil en el pecho para reportar crímenes o pagar infracciones. Está habilitado con reconocimiento facial y entiende varios idiomas.

El objetivo es que alrededor de 25 por ciento de la fuerza sea robótica en 2030, para permitir a la policía centrarse en la prevención del delito, explica el comunicado.

El estudio de UVM-Insyde señala que 46 por ciento de los mexicanos siente enojo al ver un policía dormido en la patrulla. El robot-policía de Dubái está disponible 24/7. El 60 por ciento de los mexicanos cree que el salario de la policía es inadecuado; pero Martin Ford, estudioso de robótica, indica que los robots cuestan mucho menos que el salario anual de un obrero.

La pregunta es cómo la tecnología y los robots pueden apoyar en la confianza a la policía y la seguridad. ¿Representan una amenaza a los puestos de trabajo de los policías?

Los robots son programados por un humano, pero mi respuesta es que confío más en las máquinas que en la policía, y comparto con Isaac Asimov la utopía de que si fuese posible crear un robot capaz de ser funcionario civil, creo que haríamos un gran bien, ya que las Leyes de la Robótica le impedirían dañar a un ser humano, lo incapacitarían para la tiranía, la corrupción, la estupidez, el prejuicio (Yo, Robot, 1950). Amén.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso