Robo de identidad, una amenaza latente

Según el Banco de México, nuestro país ocupa el octavo lugar a nivel mundial en robo de identidad

Salvador  Guerrero Chiprés / El Heraldo de México / 
 opinión / Columnistas El Heraldo
Salvador Guerrero Chiprés / El Heraldo de México / opinión / Columnistas El Heraldo

La digitalización, que ha simplificado trámites, también ha facilitado que nuestros datos personales se dispersen a través de un incontable número de bases de datos.

Piensa en cada transacción que realizas en internet, cada juego que abres, cada aplicación que descargas, cada posteo que publicas en tus redes sociales. Y sí, también cada operación bancaria. Todos esos movimientos dejan una huella digital que implica cierto nivel de riesgo si no cuidamos nuestras interacciones.

Según el Banco de México, nuestro país ocupa el octavo lugar a nivel mundial en robo de identidad. En ese contexto, es fundamental reforzar las medidas de seguridad, enmarcadas en la cultura financiera, para no ser víctimas.

En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México mantenemos un diálogo desde hace tres meses con las instituciones bancarias en una mesa que tiene el objetivo de crear una nueva alerta para contener este tipo de delitos.

De acuerdo con datos de la Línea de Seguridad del Consejo, el 5533 5533, entre enero de 2018 y mayo de 2019 se han recibido 26 casos de este tipo de delito, de los cuales 75 por ciento se ubicó en la capital y 19 por ciento en el Estado de México; incluso han llamado para reportar casos en Jalisco.

Las personas que confiaron en la Línea de Seguridad comentan que el delito inició con algunos de estos hechos: robo directo de carteras, mochilas y portafolios; así como por información tomada directamente de una cuenta bancaria, ligas de internet apócrifas (phishing) y hasta por el robo de la basura bancaria.

Con base en los reportes, se ubicó que los delincuentes usaron la información para solicitar créditos bancarios en 47 por ciento; contratar servicios en 17 por ciento; cobro de seguros de salud, vida y afores 12 por ciento; difamación por medio de redes sociales también 12 por ciento y trámites administrativos y ventas fraudulentas mediante redes sociales con 6 por ciento cada uno.

Pero, ¿qué hacer? Lo primero es no caer en pánico o paranoia, y después poner manos a la obra en la prevención. Algunos tips de seguridad son verificar la fuente de la información, no replicar ligas por muy interesantes que parezcan si no se corrobora la fuente y la autenticidad de la misma. No entrar a sitios que no tengan el signo de página verificada o segura, utilizar antivirus actualizados. No responder llamadas o encuestas de supuestos bancos. No entregar información personal a desconocidos.

También es útil vigilar el buzón y recoger los estados de cuenta o documentos bancarios; destruir facturas, copias de identificación, estados de cuenta o cualquier otro documento antes de tirarlo. Y si lamentablemente eres víctima de estos delitos, la Línea de Seguridad 5533-5533 y el Chat de Confianza (55) 5533-5533 están abiertos 24/7, los 365 días del año y son atendidas por abogados y psicólogos de manera gratuita.

SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

*Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la de la Ciudad de México

@GUERREROCHIPRES

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo