Riesgos en sector salud

La distribución de medicinas en México debe cubrir 5 mil puntos a nivel nacional, desde hospitales regionales hasta clínicas

Rogelio_Varela
Rogelio Varela / Corporativo / Heraldo de México

 

Dejar a un lado el sistema profesional de distribución de medicinas como pretende el gobierno federal podría traer riesgos de desabasto en el sector salud. La realidad internacional indica que una dispersión eficiente de medicinas sólo se logra a través de economías de escala.

Tal es el caso de Alemania, donde 6 empresas se dedican a esa actividad, en el caso de EU son 3 firmas, y en un país como Brasil, pese a su extenso territorio, sólo 4 empresas concentran 80% de la distribución. Por lo pronto, 10 de junio se dará a conocer el resultado de la primera licitación centralizada del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Las 1,000 claves de esta próxima compra serán adquiridas bajo el modelo de transferencia en especie para el IMSS/Bienestar, antes Seguro Popular.

Después de un evento mal organizado para abrir el diálogo sobre esta próxima licitación, únicamente 16 asociaciones se mostraron interesadas en participar en la compra consolidada (9 mexicanas y 6 extranjeras); sin embargo, este modelo no resulta una innovación o una verdadera estrategia para reducir el robo de medicamentos.

Desde 2013 el gobierno federal y algunos estados se adhirieron a la compra consolidada, impulsado por la OCDE al reducir cotos al sector salud y estar abierto a participantes internacionales debido a temas de patentes y mejores ofertas. Si la SHCP de Carlos Urzúa busca ahorros, no están haciendo nada diferente a las administraciones pasadas; únicamente contar con el lema cero corrupción. Si lo que busca es eliminar la concentración de empresas en el abasto, el esfuerzo también resulta en vano. Habrá que recordar que es la Cofepris la agencia que regula la producción, importación y distribución de medicamentos en el país. Debido a sus prácticas regulatorias, la Organización Panamericana de Salud (OPS) la ha listado como líder en la Región América; a la par de la agencia norteamericana, la FDA.

La importación de medicamentos para esas agencias es un tema prioritario debido a que hay países que no cuentan con buenas prácticas de manufactura de medicinas y dependen de una importación controlada porque por baratos podrían entrar medicinas que no garantizan su efecto terapéutico. En el caso de la FDA, es ilegal importar medicamentos que no tengan un registro válido, y la Cofepris de José Alonso Novelo impone similares restricciones. Queda claro que las empresas que se comprometan a abastecer al sector salud deberán estar registradas ante Cofepris, pero sin experiencia e infraestructura adecuada difícilmente cumplirán ese mandato.

 

LA RUTA DEL DINERO

Luego de un trabajo arduo de 15 años Michelle Ferrari, hasta ahora CEO de Great Place to Work, líder en México y el mundo en la creación de ambientes de trabajo, deja ese puesto, aunque permanecerá como partner de México, Centroamérica y el Caribe, formando parte del consejo de accionistas, así como del Leadership Council Global de la empresa. En nuestro país más de 500 empresas han adoptado las recomendaciones de esa firma.

 

[email protected]

@corpo_varela

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo