Retroceso pernicioso, pero con dividendos electorales

AMLO basó su campaña ofreciéndole al SNTE y la CNTE la derogación a cambio de su apoyo

GUSTAVO_MADERO_opinion1
Gustavo Madero / El Heraldo de México

De las 10 reformas del Pacto por México, la Reforma Educativa fue la más respaldada y festinada; sin embargo, la contrarreforma educativa recién aprobada no ha generado mayor reacción ni indignación ciudadana, aun cuando su impacto será más pernicioso que la cancelación del aeropuerto internacional.

Vivimos una tragedia en materia educativa: la calidad de la educación, medida en todas, absolutamente todas las evaluaciones internacionales, colocan a México en los últimos lugares. Y ahora, con la iniciativa del Presidente que aprobó Morena, se hará un mayor daño estructural de gran calado.

La anterior reforma (2013) obligaba a todos los maestros a ser evaluados y que esta evaluación tuviera consecuencias para su ingreso, promoción y permanencia en el salón de clase.

Dolosamente, AMLO hizo campaña engañando a la población diciendo que era una evaluación punitiva, aunque nunca se hubiera despedido a ningún maestro, por reprobar algún examen. Basó su campaña ofreciéndole al SNTE y a la CNTE la derogación a cambio de su apoyo electoral, a sabiendas del daño que tendrá en la calidad educativa. Eliminaron el requisito de la evaluación y desaparecieron al Instituto Nacional de Evaluación Educativa que tenía una trayectoria de 17 años de trabajo riguroso y autónomo.

El término pase automático lo anunció y presumió el Presidente, para no mostrar su debilidad. ¿Qué nacionalismo castrante les impide reconocer las mejores prácticas internacionales? Desde 2000 que se iniciaron las pruebas internacionales en las que salimos reprobados, Finlandia está en los primeros lugares de manera consistente. Su éxito se basa en que los maestros tengan las evaluaciones más rigurosas y seleccionar a los mejores, para que puedan dar clases.

Y AMLO insiste en negar la evidencia y presumir su modelo educativo por más ineficiente que sea y aun a costa de saber que con ello perpetuarán la pobreza y la desigualdad.

El Presidente prefiere inscribir a su hijo en una escuela privada. Para rematar lo pernicioso de este gobierno en materia educativa hay que mencionar que asignó el menor presupuesto a la educación como proporción del PIB en los tres últimos sexenios representando sólo 2.8%

Morena engaña presumiendo que con esta contrarreforma se deja la evaluación, pero se fortalece la formación. Sin embargo, castigan la formación y capacitación, adjudicando el monto más bajo de recursos en tres años: sólo 1% de lo asignado al presupuesto educativo se destina a la formación y capacitación; 19% menos que lo asignado para 2019.

Los poderes fácticos triunfaron y la calidad educativa sufre un revés más. Un golpe artero que le propina AMLO a la niñez, para pagar facturas pasadas y votos futuros para Morena en 2021.

POR GUSTAVO MADERO
SENADOR DEL PAN
@gustavomadero


lctl

¿Te gustó este contenido?