Reto de Interjet reencauzar modelo de negocio, cae a 3er sitio, pasivo de 1,100 mdd y más de un yerro

Con Ley de Austeridad buscan prohibir el lunes cabildeo en el Congreso; Hágsater en FUNSALUD; construcción en picada; muestran empresas huella de la mala coyuntura

Alberto_Aguilar
Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México

ENTORNO INMEDIATO de la aviación se ve complicado tras la decisión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de cancelar el aeropuerto de Texcoco.

La CANAERO que preside Alejandro Alonso proyectaba un fuerte crecimiento para el mediano plazo, con una obra que la industria discutió y avaló durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Ahora mismo más allá de la difusión oficial, Santa Lucía es un enigma. Ni siquiera se sabe si es compatible con el AICM.

El año pasado el aeropuerto capitalino a cargo de Miguel Peláez llegó en 2018 a 47 millones 697 mil pasajeros, lo que significó un crecimiento del 7%. Esa terminal tiene capacidad para 35 millones.

Además el flujo de pasajeros no para. Conforme a la DGAC de Rodrigo Vásquez Colmenares en 2018 el flujo de viajeros alcanzó 97.3 millones.

Para las aerolíneas la expectativa en materia de demanda es excelente, pero la situación en el AICM ofrece un gran obstáculo.

Uno de los actores que además de esto enfrenta una complicada coyuntura interna es Interjet de Miguel Alemán Magnani. De ser la número dos, cayó a una tercera posición desplazada por Volaris de Enrique Beltranena.

Aeroméxico de Andrés Conesa es la líder con 22.4% del mercado y sigue Volaris con 17.5% y luego Interjet con 14.3%.

Interjet con 12 años en el mercado fue de las beneficiarias de la quiebra de Mexicana que presidía Gastón Azcárraga. Sin embargo enfrenta una pesada deuda de más de mil 100 mdd.

Recién trascendieron algunos esfuerzos que realiza para reestructurar ese pasivo con el apoyo de BANCOMEXT que dirige Eugenio Nájera.

Pero más allá de lo financiero el desafío de esta aerolínea está en reencauzar su modelo de negocios. De ahí la reciente salida de José Luis Garza y la llegada de William Shan.

Para el ejecutivo que echó a andar Viva Colombia, aerolínea de bajo costo hermana de Viva Aerobús de Roberto Alcántara, el reto no se visualiza fácil dada la complejidad del mercado de la aviación mexicana.

El problema es que Interjet se maneja con costos operativos similares a los de Aeroméxico con ingresos equivalentes a los que obtiene una low cost.

Comercialmente Interjet busca diferenciarse de la competencia con menos asientos por avión. El problema es la rentabilidad porque tampoco puede cobrar las más altas tarifas. El cliente no lo aceptaría.

En lo que es la administración Interjet tampoco adoptó las prácticas de las empresas de bajo costo. Más bien surgió con una cultura similar a las grandes inclusive en sus condiciones laborales que ha tenido que mejorar gradualmente. De ahí el último emplazamiento a huelga de sus pilotos.

Además se han tenido grandes desaciertos como son la compra de 22 aviones rusos Sukhoi, de los cuales 20 están en tierra, onerosos patrocinios como el de la selección nacional, conciertos diversos, las charolas del filtro de seguridad en el AICM y rutas internacionales poco rentables.

Así que Shan tendrá que remar contra corriente, en un año difícil para la economía y con competidores que ya aprovechan su debilidad para arrancarle mercado.

***

EL LUNES LAS comisiones de Hacienda a cargo de Patricia Terrazas y Presupuesto de Alfonso Ramírez Cuéllar aprobarían la Ley de Austeridad Republicana. Para muchos esta iniciativa es una pesadilla puesto que depauperó sus salarios más allá de experiencia y capacidades. Se va a requerir modificar otras leyes, entre ellas la Ley Orgánica del Congreso. Con ello ahora resulta que se pretende prohibir la actividad de cabildeo, situación que obviamente restará más capacidad de interlocución a la IP, máxime los estrechos márgenes de la oposición. Esto violaría la Constitución. Como imaginará hay alarma. La PROCAB, asociación de dicho gremio que preside Carlos Camacho, buscará revertir lo anterior. Las próximas horas serán decisivas.

***

EL MARTES HABRÁ cambio de estafeta en la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD). El nuevo presidente será Erick Hágsater, mandamás de la farmacéutica Chinoín y desde hace tiempo comprometido con esa organización privada orientada a promover las mejores causas para el sector salud, incluido el fomento tecnológico y la formación profesional. Sustituirá a Pablo Escandón. FUNSALUD se creó en 1985 y fue empujada por Lorenzo Servitje, Jerónimo Arango, Carlos Abedrop, Ernesto Amtmann, Rubén Aguilar, entre otros. Su director es Héctor Valle.

***

 

MIENTRAS SCT DE Javier Jiménez Espriú inaugura obras a años luz de su puesta en marcha como el Aeropuerto de Santa Lucía, el rubro de la construcción sigue en picada. A febrero su producción cayó 3.4% y el personal ocupado 4.2%, esto en la tesitura descendente que sigue la economía.

***

EN EL MISMO ya se dan los primeros resultados al primer trimestre de las empresas que cotizan en bolsa con la clara huella de la mala coyuntura. Los ingresos y flujo de Alfa que preside Armando Garza Sada traen una caída del 2% y 17% en cada caso, Gruma de Juan Antonio González tuvo utilidades por debajo de lo estimado con una caída de su EBITDA del 6%, mismo caso de Grupo Cementos de Chihuahua de Federico Terrazas que trae una contracción de esa variable del 16% y de Cemex de Rogelio Zambrano con ingresos achatados. ARA de Germán Ahumada también estuvo lejos de las expectativas con un ingreso 0.6% menor e incluso Liverpool de Graciano Guichard reportó un margen operativo negativo y ventas abajo de lo esperado.

 

[email protected]

@AGUILAR_DD

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas