¿Rentar un vehículo o comprarlo?

Las empresas acuden al modelo de renta, pues resulta un servicio muy redituable en términos financieros

¿Rentar un vehículo o comprarlo?

La renta de automóviles en nuestro país alcanzará para 2019 un mercado con un valor por arriba de los 6 mil millones de pesos anuales, esto al ser una tendencia que sube como la espuma, pues las ventajas de hacerlo en comparación con la compra de un auto, son más de las que podríamos imaginar. Pues la seguridad para el cliente, contar con un vehículo en buenas condiciones, no preocuparse por los tramites vehiculares, la reducción de los costos en mantenimiento y reparación de la unidad, son algunos puntos de este modelo de negocios para ganar más adeptos. Y no sólo las empresas acuden a este tipo soluciones, pues para los gobiernos y personas físicas resulta un servicio muy redituable en términos financieros, situación que hace que este negocio presente crecimiento de doble digito. Justo aquí y previendo este efecto en el sector, la firma Casanova Rent a Car, de los hermanos Carlos y Joaquín Echenique Casanova, invirtieron en la última década más de 100 millones de pesos en el desarrollo de tecnología propia, misma que permite a los usuarios tener un mayor control de los movimientos de su flotilla, reducción de hasta un 30 por ciento en costos de administración, y contar con talleres certificados alrededor del país que permiten respuesta en tiempo real. A esto hay que sumar valores agregados como seguros integrales, servicios de grúa, ambulancia, traslado funerario y recuperación de vehículos, entre otros, lo que les permite contar ya con más de 200 clientes privados instalados en México, 40 años en el mercado y una flota superior a las 25 mil unidades que van desde un compacto categoría A, hasta un vehículo de carga, y blindados.

SEGURIDAD ADUANERA.

Los dimes y diretes entre México y EU, así como las iniciativas políticas y comerciales que ha emprendido Donald Trump, han planteado un panorama diferente para la relación. Sin embargo, en materia aduanera, a nuestro país vecino no le favorece vulnerar la mutua relación de protección que existe, siendo la seguridad la prioridad número uno de ambos gobiernos y la principal razón de existir de sus aduanas. En este tema, la puesta en marcha del ya conocido proyecto PITA en México, que básicamente tiene como objetivo convertir las aduanas en un ojo continuo mediante el uso de herramientas de inteligencia de negocio y video-vigilancia, ha permitido revisiones más ágiles y con mayor inteligencia. Y es que, con la implementación de más de 10 mil 820 cámaras con inteligencia analítica, más de 200 carriles para vehículos ligeros con componentes tecnológicos, entre otras soluciones, quedamos en mejor lugar que otros países en la materia. ¿Qué más queda? Como lo han dicho funcionarios y especialistas del sector, las empresas privadas deben invertir en recursos que les permitan desarrollar tecnología similar para tener mayor visibilidad y control de sus propias transacciones y así, contribuir a tener fronteras más seguras y un mejor flujo de bienes.

 

Correo: [email protected]

Twitter: @janupi

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano