Renovarse… o morir a causa de un spoiler

Los episodios finales de las sagas de cine y TV son el gran fenómeno de este 2019

Luis de Llano / Pop corner / Heraldo de México
Luis de Llano / Pop corner / Heraldo de México

Ahora que la transmisión semanal de las 8 temporadas de Game of Thrones llegó a su episodio final, en las redes sociales el planeta los seguidores de esta serie, catalogada como la más exitosa de los tiempos, todo mundo tuvo su personaje favorito para sentarse finalmente como Rey de los Siete Reinos, y lo cierto es que muchos le atinaron y lo celebraron… y muchos otros, simplemente no.

A punto de caer la noche de ayer domingo las apuestas crecieron, la polémica aumentó y lo cierto es que los escritores y productores de GOT no la tuvieron fácil, pues después de tantos conflictos, sangrientas batallas, amores, desamores, traiciones y el catálogo de inesperados sucesos que nos mantuvieron al filo del sofá, todos esperamos un final diferente y sorprendente, pero también creíble que sustentara esta obsesión que ha caracterizado a los 60 millones de seguidores del relato de hielo y fuego a través de 73 capítulos.

¿Triunfó la maldad? ¿Reinó el amor? ¿La madre de los dragones tuvo más dragoncitos?… el público imaginó su propia versión del final de finales de GOT; pero mientras la moneda estuvo en el aire, quienes se dieron vuelo con las predicciones acerca de GOT, fueron los spoilers, o sea, los aguafiestas que adelantan con su información el final de una serie o película y con ello echan a perder la sorpresa de los espectadores.

Hace unas cuantas semanas el gran fenómeno de la pantalla fue el estreno del episodio final de la serie Avengers, Endgame, y fue de llamar la atención que en México un mes antes de la primera función los boletos se agotaron en preventa en tan sólo cinco horas. Por supuesto, los spoilers se dieron gusto filtrando imágenes de la derrota de Thanos y la muerte de Iron Man.

Pero con todo y que los spoilers les arruinaron a muchos el suspenso del final, nada evitó que la tan esperada película se estrenará simultáneamente en cinco mil salas del país y durante muchos días se pudieran ver largas filas de fanáticos esperando en la taquilla, y lo más curioso es que se podían distinguir por sus coloridos disfraces de superhéroe.

Pero este fenómeno cosplay, ni tampoco las largas filas no son nada nuevo. Entre las sagas más exitosas de la filmografía reciente podemos enumerar Harry Potter, Star Wars, Star Trek, Piratas del Caribe, El Señor de los Anillos, X Men, e incluso Shrek y Toy Story, todas sagas muy exitosas en donde sus fanáticos llegan a grados tan extremos que hace algunos días leí con asombro la noticia de que una pareja en Tamaulipas bautizó a su recién nacido como Thor Alberto.

Pero hablando de series, la moda de bautizar a los niños con nombres de personajes o actores es noticia del pasado, pues según un estudio demográfico los nombres tropicalizados como Dilan, Brayan, Britney, Brandon, Zoey, Elvis y muchos más han tenido un aumento exponencial en nuestro país después de la serie Beverly Hills 90210 y las series infantiles de Disney, como Hannah Montana.

No cabe duda de que en gustos se rompen géneros y en géneros de la pantalla, ya sea casera o la de plata, las sagas siguen rompiendo récords. En la industria del entretenimiento hay que renovarse… o morir a causa de un spoiler, pues como se dice por allí, la curiosidad mató al verdadero fan. Pero no olvidemos también que lo malo de llegar a la cima es que arriba, ya no hay más que escalar… ¿o sí?, aquí la pregunta es ¿habrá una secuela basada en los personajes?

El público manda, el rating exige, y la industria del espectáculo seguramente no va a dejar de aprovechar el fenómeno GOT, ¿ustedes qué opinan?

Por Luis de Llano Macedo

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo