Renovarse o morir

Vivimos en los tiempos de la inmediatez, en la que los contenidos deben ser concisos, y el deporte no está a salvo

Renovarse o morir

Por ello sus esferas directivas han generado una serie de cambios buscando hacer de su producto una oferta cada vez más espectacular. Un claro ejemplo es la NFL, que hace algunas décadas modificó su reglamento alentando el ataque aéreo, y como consecuencia, la generación de puntos.

Las citas olímpicas de verano e invierno abrieron sus puertas a disciplinas extremas, y hasta el futbol, que se ha modernizado a cuenta gotas, aplicará una serie de reformas a partir del segundo semestre del año.

El beisbol de Grandes Ligas no se podía quedar atrás, y para el 2019 estrena una serie de medidas, esperando reducir la duración de los encuentros.

El año anterior el promedio por juego fue de 3:04 horas, 4 minutos menos que en el 2017, pero igual a 2016. La última vez que los partidos promediaron menos de 3 horas fue en el 2011 con 2:56 horas.

Por ahora la esencia del juego no será afectada. ¿Cómo se ahorrará tiempo?

Los cortes comerciales en transmisiones locales bajarán de 2:05 minutos a únicamente dos minutos, pero a nivel nacional, disminuirán de 2:25 minutos a dos.

Quizás pueda sonar a que no es mucho, pero un juego de nueve entradas completas a nivel nacional, se ahorrará un total de hasta siete minutos y medio.

Las visitas al montículo, contadas a partir del 2018, bajarán de 6 a 5.

Y para el 2020, se establecerá una regla que aplaudo ampliamente.

El mínimo de bateadores a enfrentar por los pítchers será de tres. Era desesperante ver a los mánagers que sobre manejaban cambiando y cambiando lanzadores dependiendo del perfil del bateador.

El año pasado fueron 1,159 los casos de bateador por pítcher. Sólo habrá un par de excepciones para no cumplir con dicha disposición: que termine el inning o que el lanzador se lesione.

La idea de colocar un cronómetro de 20 segundos entre disparos aparentemente fue pospuesta hasta el 2022, ¿porqué?

Creo que para dejarla como moneda de cambio, dado que el contrato colectivo de trabajo de los peloteros vence en diciembre del 2021.

Volviendo al 2019, el Juego de Estrellas a efectuarse el 9 de julio, en Cleveland, Estados Unidos, sufrirá una serie de alteraciones, iniciando con la votación, en la que habrá un Día de elección.

El público seleccionará a los titulares de una lista de tres candidatos por posición, seis para los jardineros, producto de una votación previa, y a partir de la décima entrada el equipo a la ofensiva iniciará la tanda con un corredor en segunda base.

Y para incentivar a que las Estrellas tomen parte en el Home Run Derby se dará un millón de dólares al vencedor.

@ENRIQUEBURAK

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas