Reencuentro Cárdenas-López Obrador

Después de 12 años de distanciamiento, estos dos grandes personajes de la lucha democrática en el país han vuelto a encontrarse

Reencuentro Cárdenas-López Obrador

# Alhajero

 

Su distanciamiento fue largo y profundo: 12 años de no dirigirse la palabra prácticamente. Ni en 2006, ni en 2012, Andrés Manuel López Obrador contó con el apoyo de Cuauhtémoc Cárdenas a su candidatura presidencial.

En esta ocasión el ingeniero aún no le ha dado su apoyo, pero ya se acercaron al menos. Ayer desayunaron juntos.

Poco contó el Candidato de Morena sobre su encuentro, aunque es de imaginarse que Cárdenas le reiteró la condición que impuso desde hace meses para otorgar su voto a alguno de los contendientes:

(En lo nacional) sólo votaré por quien se comprometa a impulsar reversión de la contrarreforma constitucional de los artículos 27, 25 y 28 en materia energética.

Es de suponerse también que el tabasqueño llegue a pronunciarse al respecto y cumpla el deseo del hombre que lo encaminó por un sendero distinto al PRI hace 30 años y por el que transitaron juntos durante varios años.

Andrés Manuel y el hijo del general Lázaro Cárdenas se conocieron en 1988.

Según cuenta Agustín Ortiz Pinchetti en su libro AMLO: Con los pies en la tierra, durante una gira a Tabasco en su campaña por la Presidencia, Cuauhtémoc se enteró de la existencia del de Macuspana, de su popularidad en la región y de su rompimiento con el entonces gobernador Enrique González Pedrero.

Porfirio Muñoz Ledo y Cárdenas se reunieron con él y le ofrecieron la candidatura al gobierno de Tabasco por el Frente Democrático Nacional (luego convertido en PRD).

Andrés aceptó. Su razón más poderosa para romper con el sistema y con su futuro político se basó en una cuestión personal –refiere Pinchetti-: el pueblo de Tabasco estaba despertando y él podía ser el líder de ese despertar.

Pero cosas extrañas sucedieron luego. Resulta que en cuanto López Obrador llegó a un acuerdo con Cuauhtémoc y Porfirio, le entró una depresión espantosa (se le venía encima el sacrificio de toda su carrera política). Lo platicó con su esposa Rocío y ella le aconsejó  que si no estaba seguro mejor renunciara a la candidatura antes de que fuera demasiado tarde.

Y sí, efectivamente, AMLO se reunió con el ingeniero para decirle que no podía aceptar. Cárdenas se portó muy bien, entendió y aceptó con mucha serenidad.

Decidió entonces irse de vacaciones y conocer Cuba. Pero resulta que en vez de sentirse aliviado con la renuncia a la candidatura, se sintió más angustiado y deprimido.

Estaba en el aeropuerto de Mérida esperando el avión para La Habana y por alguna razón se cancela el vuela. Y mientras está ahí varado, cae en sus manos un ejemplar de la Ley Electoral de Tabasco. La lee y descubre que los candidatos registrados podían ser sustituidos antes de cierta fecha límite. ¡Podía salvar las cosas!

López Obrador dejó de lado el viaje y se fue a la Ciudad de México a hablar de nuevo con Cárdenas y con Muñoz Ledo. Ambos aceptaron su postulación. La decisión se anunció oficialmente y ya no hubo marcha atrás.

Así comenzó la historia entre estos personajes históricos.

-0-

GEMAS: Obsequio del Tribunal Electoral: El candidato presidencial independiente, Jaime Rodríguez Calderón, sí recibió financiamiento ilícito para recabar firmas de apoyo a su candidatura.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano