Reasignación de la banda de 600 MHz

Es de celebrar que este proceso se haya hecho en tiempo y forma

Gonzalo Rojon / Telecom en perspectiva / Heraldo de México
Gonzalo Rojon / Telecom en perspectiva / Heraldo de México

El espectro radioeléctrico es un recurso esencial para la provisión de servicios de telecomunicaciones inalámbricas de última generación. En otras palabras, el papel del espectro en las comunicaciones contemporáneas es equivalente al de las calles y carreteras para los automóviles o las vías para los trenes.

Es importante tener en consideración dos elementos: el espectro radioeléctrico es un recurso finito y las comunicaciones inalámbricas se vuelven más ubicuas y utilizadas por la población mundial. Dado lo anterior, es necesaria una eficiente reasignación de espectro para asegurar una continua demanda de servicios móviles de última generación.

Conocer las políticas en la administración del espectro que se efectúan en México es importante ya que de ello dependerá que contemos, o no, con las tecnologías que van siendo desarrolladas por las empresas y utilizadas alrededor del mundo como el internet de las cosas, telemetría, autos autónomos, etc.

Al respecto, la semana pasada el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informó la culminación de la liberación de la banda de 600 MHz. Dicha banda, que anteriormente servía para transportar señales de televisión (analógica y digital), fue reasignada para permitir la explotación de Banda Ancha Móvil (BAM) a través de tecnologías de quinta generación (5G). Con esto, México se convierte en el primer país del mundo en culminar con esta política de reorganización que permitirá reusar estas frecuencias para la próxima generación de servicios móviles.

Es de celebrar que el proceso se haya hecho en tiempo y forma ya que en otras ocasiones una mala planeación y ejecución de la reorganización del espectro ha derivado en un subóptimo aprovechamiento. Tal es el caso de la banda de 2.5 GHz la cual, además de haber tardado más de siete años desde el anuncio de su reorganización hasta que fue licitada nuevamente, una buena proporción de la misma terminó en manos de una sola familia para después venderla a America Móvil (Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones) afectando al proceso de competencia.

Si bien el peor escenario para una nación es poseer espectro ocioso, la subutilización o uso ineficiente representa un costo neto para el país que de ninguna manera será compensado por los beneficios que pueda proveer al Estado mediante su explotación y a la sociedad mediante el uso de los servicios ofrecidos.

Así, no queda más que celebrar este acontecimiento, ya que una eficiente asignación del espectro alineada a políticas públicas para el desarrollo y crecimiento de Mexico, tendrá un mayor impacto en la sociedad en su conjunto.

 

[email protected]

@GROJONG

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo