Realidad política definirá futuro

Para Centroamérica, México y Colombia, los primeros meses del año, la realidad política tendrá un significado importante para los próximos años

Realidad política definirá futuro

Esta semana da inicio esta nueva época para el corredor mesoamericano. Son muchas las razones que se pueden argumentar en este sentido. Cambios globales, modificaciones en las estructuras comerciales regionales, avances de nuevos proyectos en los mecanismos para la comunicación, que se combinan con el incremento de posibilidades o riesgos en algunas áreas de alta importancia para el desarrollo local, entre los factores que mayor influencia tienen.

Para Centroamérica, México y Colombia, los primeros meses del año, la realidad política tendrá un significado importante para los próximos años, y marcará la imagen que tendrá la región al final de la segunda década de este siglo. En lo político, el mapa regional presentará nuevos colores de distribución. 

Las elecciones en Costa Rica y El Salvador, más la prolongación del conflicto político post electoral, reflejarán pronto las nuevas tendencias regionales. A esto se suman los procesos electorales en México y la consolidación de la paz en Colombia.

En el panorama global, se anuncian cambios en la dirección del fortalecimiento de capacidades nacionales cuando se analizan las tendencias desde el punto de vista económico comparativo, que incluyen el hecho de que la región de Asia seguirá siendo una zona de crecimiento en la que China e India juegan con un lugar preponderante en algunos de los principales factores.

En el plano regional mesoamericano, las negociaciones entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte con el resto de Europa y lo que resulte de las modificaciones al acuerdo veinteañeros del tratado de libre comercio de América del Norte, repercutirán en el mismo sentido en la región.

Algunos expertos en prospectiva adelantan cuáles de esos pueden mantenerse en base a esquemas de cálculo de probabilidad, pero el último año demostró que el ciclo global puede presentar modalidades diferentes a las esperadas, abriendo posibilidades que recientemente no se observaban como probables.

Las redefiniciones comerciales europeas pueden beneficiar la dinámica del comercio en el Caribe, particularmente en la frontera de Quintana Roo y la costa atlántica centroamericana, algo que de ocurrir beneficiará a los países vecinos y no sólo a Belice que es miembro del Commonwealth. 

El proceso de paz en Colombia ofrece un espacio de estabilización para el mercado centroamericano, y la dinámica en el Pacífico benefician claramente a los países mesoamericanos que participan en la Cuenca y en particular al comercio transoceánico. 

Sin duda uno de los grandes beneficiados es Panamá, como las subregiones que tienen acceso a ambos océanos, en México, el triángulo norte, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia.

Es época de apertura a los nuevos conocimientos y de ofrecer nuevas opciones de análisis. La clave es el propósito. Se incrementa el número de estudios que cierran la información y trafican lo ocurrido en el último año, y pronto conoceremos muchos de esos resultados. 

Guadalupe González

*Catedrática universitara

¿Te gustó este contenido?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota