Reactiva EU Ley Garrote

El 2 de mayo entró en vigor el título III de la Ley Helms Burton (1996) que pone en la mira a empresarios mexicano

Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

La semana pasada, la SRE y la de Economía fijaron el posicionamiento del gobierno mexicano sobre la entrada en vigor del título III de la Ley Helms Burton, aprobada en marzo de 1996, que contempla distintas acciones para fortalecer el bloqueo económico, comercial y financiero que el gobierno de Estados Unidos ha mantenido sobre Cuba.

Graciela Márquez y Marcelo Ebrard afirman que desde su entrada en vigor el gobierno estadounidense mantuvo suspendido el título III de esta ley, que permite a ciudadanos estadounidenses entablar acciones legales en tribunales de ese país por la explotación comercial de los bienes que les fueron confiscados por el gobierno cubano en 1959. Sin embargo, el 2 de mayo dicho título entró en vigor por decisión de EU. Pero no se preocupen mis valientes empresarios e inversionistas mexicanos, nosotros los vanos a defender, les quisieron decir.

En 1996 escribimos un comentario sobre el tema, que más o menos decía: Nada podemos hacer ante la ley del garrote, reconoció nuestro embajador en EU, Jesús Silva Herzog, ante algunos de los empresarios mexicanos que tienen importantes negocios en Cuba y que serán afectados por la ley Helms-Burton. Ingenuamente los hombres de negocios mexicanos, que lo mismo son copropietarios de hoteles, que de telefónicas o bien operan con giros subrepticios en la isla, están tratando de convencer tanto al secretario de Relaciones Exteriores, Ángel Gurría, como al de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco, para que enfrenten con inteligencia y valor esta nueva oleada de presiones. Pero al parecer nada pueden hacer ni Silva Herzog ni Gurría ante el poder avasallador que han mostrado nuestros vecinos, quienes, violando lo mismo las leyes de comercio internacional, que los acuerdos del TLC y el derecho internacional, se han dedicado, en principio, a intimidar a todos los empresarios mexicanos que actualmente tienen una relación comercial con Cuba. (Hasta aquí el comentario de 1996).

Hoy, 25 años después, Economía y la SRE señalan que el gobierno de México refrenda su compromiso de proteger jurídicamente a las empresas mexicanas que pudieran verse afectadas por la reactivación de la ley garrote, incluso analiza las instancias legales correspondientes para interponer las acciones por las violaciones al derecho internacional que la Ley Helms-Burton representa.

Los observadores perplejos señalan que si hace más de dos décadas el gobierno mexicano dobló las manitas, ahora que Donald Trump nos tiene agarrados del cogote con la firma del nuevo tratado comercial (T-MEC), nos podría quebrar las patitas gracias al Carnal Marcelo. ¡Ay, la ingenuidad de Hood Robin!, exclaman aquellos.

Sobre el T-MEC, ayer el senador Ricardo Monreal les hizo saber a los cupuleros del Consejo Coordinador Empresarial lo siguiente: Tiene que ser ratificado. No podemos aislarnos, somos un aliado global y el acuerdo comercial, en términos generales, está bien planteado y nosotros lo ratificaremos de manera simultánea con Estados Unidos.

dc

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno, malo y feo

Bueno, malo y feo