Ramos: Su rol protagonista de siempre

AMLO sabía que al darle la palabra entraría en su juego; gracias a su apertura, cedió, jamás perdió el control, sólo salió de la zona de confort

José Luis Camacho Acevedo / El Heraldo de México
José Luis Camacho Acevedo / El Heraldo de México

Desde antes que comenzará la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, su equipo de comunicación sabía que el periodista Jorge Ramos estaría en primera fila, haciendo lo que mejor sabe hacer: convertiste en la nota. Pero la respuesta del mandatario es firme, él es su propio vocero, sin menospreciar la labor de Jesús Ramírez, pero López Obrador ha sido muy claro en ese sentido.

 

FOTO:CUARTOSCURO

 

Ramos es un periodista, pero también un provocador. Su método para entrevistar es lo inquisitorio y logra su objetivo, poner incómodo al entrevistado. Lo cuestionable son las razones de fondo, es evidente que a Ramos lo mueve el interés de convertirse en la noticia, en lugar de revelar los hechos.

Quizás es momento que López Obrador se replantee la pertinencia de las mañaneras y calcule el costo/beneficio. Según diversas estadísticas, estas ya están perdiendo el interés de la ciudadanía, porque han disminuido los niveles de audiencia. Además, con lo que sucedió con Ramos, es claro que AMLO se expone a ese tipo de confrontamientos y contraste de cifras. Pero es importante destacar y reconocer que este tipo de intercambios son posibles gracias a la apertura de López Obrador, algo que nunca había sucedido en el sistema presidencialista mexicano.

 

PUEBLA, UNA CRÓNICA ANUNCIADA

 

El fuego interno en Morena rumbo a la elección no cederá, lo que ocurre es un gran ejemplo para un partido joven que llegó al poder

FOTO: ESPECIAL

 

La reacción arrebatada de la líder nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, después de la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso, al anunciar que Luis Miguel Barbosa repetiría como candidato a las elecciones de Puebla, avizoraba lo que ahora está ocurriendo. Una guerra interna por la candidatura, pero sobre todo basada en la justicia e irónicamente en el control del poder. Lo que vemos en Puebla es un conflicto interno entre los grupos políticos comandados por Polevnsky y Ricardo Monreal, líder de la bancada en el Senado de Morena.

El proceso interno para elegir el candidato fue una práctica digna de los priistas tanto así, que el TEPJF dio a Morena 48 horas para que aclare y fundamente la selección de Barbosa. Todo esto a raíz del recurso de inconformidad que presentó el senador con licencia Alejandro Armenta, respaldado por Ricardo Monreal. Desde un principio se notó que la elección de Puebla sería la primera prueba de fuego de Morena; ahora como partido en el poder, la irresponsabilidad de Yeidckol podría debilitar al joven partido y llevarlo por un mal camino rumbo a las internas y la revocación de mandato. Es un buen momento para analizar en perspectiva y tomar mejores decisiones.

 

REFORMA LABORAL, ¿A MODO?

La forma en cómo se gestó y votó en la Cámara de Diputados parece indicar que fue un trabajo de hilado fino para proteger ciertos intereses

FOTO:ESPECIAL,

 

Para cumplir con los compromisos asumidos por México en el tratado con EU y Canadá, T-MEC, y finalmente firmar el tan ansiado acuerdo, el dictamen de reforma fue aprobado y enviado al Senado; supuestamente pretende acabar con el abuso de algunas organizaciones y sindicatos poco escrupulosos.

En principio, se establece la prohibición a los sindicatos y otras organizaciones para participar en esquemas de evasión de contribuciones y actos de simulación para cubrir al patrón y evitar el pago de impuestos o las cuotas al Seguro.

La premisa es que el charrismo, el clientelismo y la corrupción en las organizaciones obreras y sindicales es la meta que se fijó la 4T. Sin embargo, no se tocaron algunos problemas de raíz como la reelección de los líderes sindicales, que muchas veces casi son vitalicios. Todo indicaba que una operadora experta en estas lides como Elba Esther Gordillo sería una pieza clave en la construcción del nuevo sindicalismo. Pero no.

A últimas fechas se han percibido señales de que ese cambio de paradigmas no se dará fácilmente y AMLO, que no tiene operadores tan experimentados, recurre a viejos caciques como el ferrocarrilero Víctor Flores o el minero Napoleón Gómez Urrutia.

 

¿Te gustó este contenido?