Ramiro Pineda: Sistema nacional anticorrupción: retos y logros

El SNA es parteaguas en la lucha contra la corrupción, un logro de la sociedad civil organizada, autoridades, académicos y legisladores que participaron en su creación

Ramiro Pineda: Sistema nacional anticorrupción: retos y logros

México ha padecido a lo largo de décadas, los flagelos de la corrupción y la impunidad; al inicio del siglo XXI comenzaron las primeras acciones serias para combatir y prevenir este fenómeno social que afecta nuestra convivencia y deteriora las instituciones públicas.

Nuestro país ha suscrito diversos tratados y convenios internacionales en la materia con la OEA, la OCDE, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, entre otros instrumentos. Además, en el recién acordado tratado comercial de América del Norte se incluye un apartado en materia de prevención y combate a la corrupción, que en el TLCAN no existía.

A raíz del intenso impulso que emprendieron diversos grupos sociales, en 2015 se logró consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Un andamiaje normativo y legislativo que le da cuerpo a este gran esfuerzo colectivo institucional para prevenir, controlar y disuadir las faltas administrativas y hechos de corrupción; además se encarga de diseñar y promover políticas en materia de fiscalización y control de recursos públicos, asimismo establece mecanismos de coordinación con los sistemas locales anticorrupción y los que lo integran.

El SNA aún se encuentra incompleto, falta el nombramiento del fiscal anticorrupción y los 18 magistrados especializados en faltas graves administrativas del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA).

Sin embargo, el TFJA aprobó en el pleno general de la Sala Superior, que será la decimotercera Sala Regional la que se encargue en forma temporal de atender los casos de responsabilidades administrativas que se reciban, la cual se encuentra funcionando como Sala Auxiliar y opera como Sala Regional Mixta.

El SNA es parteaguas en la lucha contra la corrupción, un logro de la sociedad civil organizada, autoridades, académicos y legisladores que participaron en su creación y modificación de las leyes que dieron su origen, ha tenido resultados importantes, como son los nuevos formatos de declaraciones Patrimonial y de Intereses que entrarán en vigor en 2019, y están elaborando la Política Nacional Anticorrupción y la Plataforma Digital Nacional.

Hay que destacar que aún no se consolida a plenitud este esfuerzo, requiere perfeccionarse e incluir, a propuesta de las nuevas autoridades, a la Fepade, el INE y la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT, que podrán tener un asiento en el Comité Coordinador del SNA, sea como invitados permanentes o mediante convenios de colaboración.

El nuevo gobierno que llega enarbolando la bandera contra la corrupción y la impunidad, deberá seguir fortaleciendo al SNA y promover su autonomía, para que sea un órgano eficaz en la tarea de combatir la corrupción, lastre para el desarrollo nacional.

¿Te gustó este contenido?