¿Qué hacer con los huachicoleros?

Si el grupo para combatir a los "huachicoleros" quiere dar resultados, lo primero que debe hacer es identificar a los involucrados del negocio


¿Por qué en los Estados Unidos, donde la red de ductos petrolíferos es diez veces más grande que en México, no existen huachicoleros? Pues porque hay sistemas de vigilancia de alta tecnología; además, el delito está calificado como grave. ¿Por qué en Europa no existen este tipo de casos? Porque también tiene buenos sistemas de vigilancia, protocolos eficaces, y es delito grave. ¿Qué hacen en Nigeria cuando sorprenden a un ordeñador? Seguramente le dan cuello. ¿Y en Rusia cómo combaten este delito? Pues a lo mejor los mandan a Siberia, o les dan varios años de botellón.

¿Y qué hacen las autoridades en México cuando aprehenden a los ordeñadores? Pues depende: si los entregan a la policía municipal, se ponen a mano para no llegar al Ministerio Público. Y si caen en sus manos, éste sólo les jala las orejas y les pide que no lo vuelvan a hacer; en el peor de los casos les aplican una pena económica, que pagan con los recursos que les generó la venta de combustibles robados, y se van a su casita. ¡Así funciona porque no es un delito grave!

Antes de la docena trágica del PAN, en Pemex operaban los sistemas de adquisición de datos y supervisión (SCADA), que son herramientas modernas para monitorear la informacion de forma remota de lo que sucede en tiempo real en el almacenamiento, transporte y distribucion de los hidrocarburos en áreas geográficamente extensas; permitían monitorear el 95% de los ductos de PEMEX, operar y controlar con eficiencia y seguridad de las instalaciones; reducir los riesgos al personal, de la población; disminuir los gastos de operación y administración, así como los costos de contingencias por derrames y robo de hidrocarburos. Gracias a estos sistemas, en aquella época había poquita ordeña.

¿Qué ha pasado en los últimos 17 años? ¿Dejaron de operar dichos sistemas porque no hay suficiente presupuesto? ¿Quiénes realizan ahora el monitoreo de los ductos, que a todas luces es ineficiente? Si es por lana no hay excusa, cualquier monto de la inversión siempre será más barato que los miles millones de pesos que Pemex pierde anualmente por el robo de combustibles.

De modo pues que, si el grupo de alto nivel creado para combatir a los huachicoleros realmente quiere dar resultados, lo primero que tiene que hacer es identificar a los líderes de las secciones sindicales, los gobernadores, presidentes municipales, funcionarios de Pemex, empleados et al, que participan en este negocio en todo el país. O lo que es lo mismo: ponerle el cascabel al gato, o a los gatos, pues.

¿Querrán aventarse ese tiro?

Por otro lado, el senador Emilio Gamboa dijo que el Congreso de la Unión está obligado a proporcionarle al Estado mexicano las herramientas legales que le permitan prevenir, combatir y sancionar este tipo de delitos. ¡Vengan!

Última columna: Meade, tira rollo

¿Te gustó este contenido?